El poeta, dramaturgo, adaptador de clásicos y director de escena ALBERTO CONEJERO se estrena como director del Festival de Otoño de este año en el que se ofrecerán 37 espectáculos. Un Festival organizado por la Comunidad de Madrid que apuesta por la vanguardia y el apoyo a la creación española, con grandes nombres de la escena y con propuestas de teatro de texto, danza contemporánea, performance, música experimental, teatro de objetos, artes vivas, teatro inmersivo, dramaturgia transmedia, laboratorios, cine, poesía y muchas novedades. ALBERTO CONEJERO nos lo presenta. 

-Llegó Noviembre por fin y me imagino que estarás viviendo con mucha ilusión que se vaya a poder celebrar este Festival que diriges por primera vez, ¿es así? 
Estamos en un momento muy delicado, muy frágil e inestable para toda la ciudadanía y para el sector de la cultura. Soy muy consciente de la importancia de mi desempeño precisamente ahora, de mi obligación de buscar todas las fórmulas posibles para que el Festival pueda celebrarse; es importante centrar la atención en la situación del sector y en el peligro de una ciudadanía desprovista de las facultades de las artes, de la imaginación, de la poesía, del pensamiento…. Tenemos la enorme responsabilidad tanto de contribuir al sostenimiento del sector como de ofrecer a la ciudadanía reflexión, emoción, belleza y espíritu, en estos tiempos de tribulaciones. Es fundamental no romper la cadena, que exista una 38ª edición del Festival para que llegue la 39ª…

– ¿Cómo invitarías al público a ver alguno/s de los espectáculos de este Festival? 
Les diría que los espacios de cultura son espacios seguros pues se han implementando protocolos, planes de prevención y toda suerte de medidas de control; que el sector lleva meses trabajando en este sentido con responsabilidad y rigor; que la programación del Festival de Otoño está formada por espectáculos diversos y excepcionales, creados por mujeres y hombres atentos a la luz y sombra de nuestro mundo; que es su Festival y que sin ellos poco o ningún sentido tiene…

-Este año hay una clara apuesta por la creación española, ¿de qué compañías españolas podremos disfrutar?
El 38º Festival de Otoño acogerá espectáculos de artistas referentes de la vanguardia española dentro y fuera de nuestras fronteras, así como nuevas figuras emergentes y tótems de la creación y la dirección escénica.

-¿De qué nos hablan las historias del 38º Festival de Otoño?
Àlex Rigola aborda la muerte de un modo luminoso en Un país por descubrir de cuyos confines no regresa ningún viajero. Toná, estreno absoluto de Luz Arcas y su compañía La Phármaco, habla también de muerte, orígenes y foclore. Angélica Liddell regresa al Festival de Otoño con Una costilla sobre la mesa. Madre. Por su parte, Amalia Fernández y Juan Domínguez nos acercan el estreno absoluto de Entre tú y yo y El Conde de Torrefiel presenta su celebrada La plaza. Una de las formaciones que más está dando que hablar en la escena contemporánea actual española, Teatro en Vilo, estrena en Madrid Hoy puede ser mi gran noche. El teatro inmersivo y Valle-Inclán se dan la mano en La lámpara maravillosa, de Grumelot. La música experimental hace su aparición con la pieza instalitiva Demonios, de cabosanroque. Pau Aran, bailarín del prestigioso Tanztheater Wuppertal, de Pina Bausch, presenta en Madrid Lettre dʼamour, sobre el poeta y pintor surrealista César Moro. El dramaturgo Sergio Blanco regresa al festival con el espectáculo El salto de Darwin, que será llevado a escena por la directora Natalia Menéndez. Y también regresa Jan Lauwers junto a su inquieta Needcompany, con el monólogo Molly Bloom, a cargo de la actriz Viviane De Muynck. El teatro de objetos hace su aparición en este 38º Festival de Otoño con una de las compañías referentes del género de la escena internacional, Oligor y Microscopía, y con la joven artista española Andrea Díez Reboredo. La primera presentará el estreno en Madrid de La melancolía del turista, un viaje íntimo celebrado por el público y la crítica, que hace desfilar en escena fotografías, postales, juguetes, miniaturas, sombras chinescas y músicas que susurran. Por su parte, M.A.R, de Diez Reboredo, es una reflexión técnico-poética en torno a los espacios y su significado. Asimismo, el Festival de Otoño coproduce los nuevos espectáculos de La Estampida, de José Troncoso, titulado La cresta de la ola, y de Carlota Ferrer y José Manuel Mora: Preguntando al universo. La compañía referente de la vanguardia española, Societat Doctor Alonso, revisará su pieza Andrei Rublev, una panicografía. Por su parte, Atresbandes, en tándem creativo con Bertrand Lesca & Nasi Voutsas, hablarán de intolerancia en It Donʼt Worry Me. Finalmente, María Velasco aterriza por primera vez en el festival con su nuevo espectáculo Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra. En el cartel se darán cita, también, la danza de Daniel Abreu, con el estreno absoluto de El hijo, la dramaturgia contemporánea de la irreverente troupe José y sus hermanas, que nos hará disfrutar con Explore el jardín de los Cárpatos, y el celebrado teatro clásico de Ana Zamora y su Nao dʼamores, que regresa a la Comunidad de Madrid con Nise, la tragedia de Inés de Castro.

Paralelamente se ha abierto una nueva ventana o PLATAFORMA ON LINE donde el público podrá disfrutar en streaming y a la carta de más de una veintena de espectáculos programados en la presente edición en www.festivalotono.com

-Este año parte de la programación se podrá ver fuera de la capital, en otras ocho ciudades o localidades madrileñas. ¿Qué espectáculos se podrán disfrutar en ellas?
El Festival de Otoño multiplica su presencia en los municipios de la región con los espectáculos M.A.R, Nise, la tragedia de Inés de Castro, Explore el jardín de los Cárpatos y Hoy puede ser mi gran noche en Coslada, Móstoles, Getafe, La Cabrera, Fuenlabrada, San Lorenzo de El Escorial y Alcalá de Henares. Asimismo, apuesta por ampliar su diálogo y colaboración con entidades y espacios estatales, municipales e independientes como el Museo del Prado, Conde Duque Madrid, la Filmoteca Española, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, las Naves del Español en Matadero y salas como Mirador o Nave 73 que se sumarán a los espacios ya tradicionales del festival como el Teatro de La Abadía, los Teatros del Canal, la Sala Cuarta Pared, el Teatro Pradillo, La Casa Encendida o el Corral de Comedias de Alcalá de Henares.


– ¿En qué va a consistir el ciclo “Confín”, en el que participarán 10 compañías
con sus respectivos estrenos absolutos?
La iniciativa Confín se abrió en el mes de abril para que creadoras y creadores radicados en la Comunidad de Madrid pudieran realizar una exploración poética del tiempo presente desde sus espacios de confinamiento. Se proponía una indagación sobre el cuerpo confinado, sobre las políticas de clausura, sobre el mundo que está apareciendo y el que está desapareciendo. Tras recibir más de 500 propuestas, la dirección artística del Festival de Otoño seleccionó un total de diez creaciones (fragmentos, cápsulas, instalaciones o piezas…) para su producción. La iniciativa forma parte del Plan de Estímulo dirigido al sector de la Música y las Artes Escénicas puesto en marcha por la Comunidad de Madrid como apoyo ante las dificultades de la evolución de la covid-19. Desde el pasado mes de mayo, los creadores seleccionados se encuentran compartiendo desde sus redes el proceso de creación de sus piezas. Estas creaciones son solos de danza o teatro físico, teatro de texto, indagaciones desde el teatro de objetos o el videoarte, la performance… Podrán verse en Réplika Teatro entre el 13 y el 29 de noviembre, y también en streaming a través de www.festivalotono.com. El programa de Confín reúne a nombres como Claudia Faci y Marta Azparren; Irene Doher y El Primo de Saint Tropez; Javier Ballesteros; José Andrés López; Carmen Werner; Jesús Rubio Gamo; Tania A. W. y Celeste; María San Miguel; Carolina Yuste, Enrique Cervantes y Colectivo Fango.
-Háblanos también sobre las actividades transversales: “Dramaturgia Transmedia”, “Pintura Fulgens” y “Revoloteando por el Prado”…
Antonio Rojano, Belén Santa-Olalla y el tándem Rocío Bello y Javier Hernando explorarán nuevos lenguajes y otras formas de relacionarse con el público en Dramaturgia Transmedia. Pintura Fulgens reúne a seis jóvenes poetas en torno a seis obras de arte del Museo del Prado y tiene como resultado seis videocreaciones que podrán verse online, en abierto, durante el festival. En el Museo del Prado tendrá lugar la actividad para público infantil y familiar Revoloteando por el Prado, de Laboratoria. Asimismo, se celebrarán el Festival de Otoño visitará la Filmoteca con la proyección de la película y su presentación a cargo de la compañía Societat Doctor Alonso y podremos disfrutar de los Laboratorios Surge – Festival de Otoño, con las creadoras María Cabeza de Vaca y Lucía Miranda. Desde aquí invito a los espectadores a descubrir más información en nuestra página web: www.madrid.org/fo.

Del 12 al 29 de noviembre. Madrid y Comunidad de Madrid.