“Nuestra sala se caracteriza por ser un espacio de plurales, de encuentro, de diálogo y de disfrute. Este teatro es también de los espectadores. Un espacio de agitación, de reflexión y de alegría para pensar nuestro tiempo, conocer nuestro pasado e imaginar futuros desde el teatro. Una asamblea en la que la lengua común son las artes escénicas. Un teatro al que nada del mundo le es ajeno”, comentan Ana Belén Santiago, la directora artística y Ana Camacho, la gerente de este Teatro en pleno barrio de Lavapiés.

-¿Qué piezas destacarías de vuestra cartelera de esta nueva temporada?
Tenemos este mes «Contarlo para no olvidar», una pieza adaptada y dirigida por Miguel Rellán que protagonizan Amparo Pamplona e Isabel Serrano. También vuelve la compañía gallega A Panadaria con “Elisa y Marcela”, un luminoso y divertido montaje sobre esta pareja de lesbianas de principios del XIX. También Las Hermanas Picohueso, con un irreverente y fantástico espectáculo ecologista, al estilo de la serie SouthPark, y cerrarán el año con “Conferencias para un Teatro Político”, “una provocación” que han lanzado a artistas radicadas en Madrid como Los Torreznos, Los Bárbaros o Pablo Rosal, entre otros, para reflexionar al respecto desde la escena. También programarán espectáculos para toda la familia, música, poesía, circo, danza, teatro y tendrán a compañías y a artistas como Alberto San Juan, Nerea Pérez de las Heras, Pepe Viyuela, Malena Alterio, Bob Pop o Pamela Palenciano, entre otros. Nuestra programación es paritaria, polifónica y diversa.

«Queremos que nuestro escenario sea tan plural como lo es la calle…»

-¿Cuáles son vuestros principales criterios de elección de los montajes de la programación?
Continuaremos apostando por un teatro político; por unas artes escénicas que nos hablen de los conflictos y de las oportunidades del estar en común, de ser sociedad. Y lo seguiremos haciendo desde la calidad artística y el compromiso con el sector. Mezclaremos voces consagradas con talentos jóvenes, integrando géneros y llevando al escenario la polifonía y diversidad de la que se compone el mundo.

Programamos espectáculos profesionales que den cuenta del mundo en que vivimos, la memoria pendiente de nuestra historia o que propongan futuros posibles como sociedad. Queremos que nuestro escenario sea tan plural como lo es la calle. Nos interesa recoger la racialidad, multiculturalidad, variedad de afectos y de identidades que componen esta mayoría de minorías que es nuestra sociedad. Seguiremos ampliando géneros y artistas, pero tenemos claro que nuestra aportación al mapa escénico y artístico es nuestra visión de un teatro, de unas artes escénicas políticas.

«Continuraremos apostando por unas artes escénicas que nos hablen de los conflictos y de las oportunidades del estar en común, de ser sociedad…»

Ver las imágenes de origen
-Habladnos de los estrenos que tendreis en la sala…
Esta temporada tenemos tres estrenos que ponen el foco en dar voz a las víctimas. Como “Contarlo para no olvidar”, inspirado en una conversación entre las corresponsables de guerra Maruja Torres y Mónica G. Prieto, que reflexionan sobre el papel del periodismo. En noviembre, Olga Iglesias y Nerea P. de las Heras llevan a escena, de la mano de Andrea Jiménez de Teatro en Vilo, “¿Cómo hemos llegado hasta aquí?”, un divertido espectáculo que aborda la legitimidad de coger el micrófono y hacerse con el escenario para hablar de la experiencia propia como lesbiana y víctima de la precariedad laboral. Y en enero estrenaremos “Homenaje a Billy el niño”, un texto de Jessica Belda y Ruth Sánchez, dirigido por Eva Redondo en torno a la figura de este terrible personaje de la dictadura y las torturas que inflingió impunemente. Además, acogemos residencias artísticas en torno a la racialidad negra y gitana y al drama de las migraciones bajo la mirada de colectivos como Arena Teatro, activistas como Silvia Agüero y artistas de la talla de Juan Mayorga, Sol Picó y Alberto San Juan.

«La temporada pasada hemos confirmado por qué el teatro, pese a toda la crisis y la evolución tecnológica y social, sigue siendo valioso y necesario»

-¿Qué es lo más gratificante de estar al frente de una sala como la vuestra?
El sentido de cooperativa y de proyecto social. Abrazamos y celebramos la diversidad de la polis, del mundo y somos más y más ricas. Invitamos al mundo artístico a recrear nuestras tensiones, cuentas pendientes y conflictos para permitirnos imaginar su solución, los posibles caminos, y nos volvemos más creativas y posibilistas. Escuchamos otros discursos, y somos más sabias. Debatimos, y tomamos mejores decisiones. Sin duda, eso es lo mejor; siendo muchas miramos y soñamos más y más lejos.

-¿Habéis sentido que le haciaís un bien al público en la pasada temporada pandémica?
Consideramos que hemos sobrevivido, hemos aportado y hemos conectado con el valor que ofrecemos a la sociedad. Sí nos hemos sentido valiosas para nuestro territorio, para el sector (apostando por mantener la comunicación con las artistas y tratando de acompañarlas y ayudarlas durante este tiempo complicado), y para el público -que nos ha mandado mensajes de apoyo, ánimo y cariño ante nuestras iniciativas y en nuestra reapertura-. Hemos pasado de hablar de cuidados, empatía y diversidad a la acción directa: a cuidar, empatizar y ser más y más plurales.
-¿Qué habeis aprendido?
Hemos aprendido el valor de encontrarnos en un mismo espacio. Las tecnologías nos han permitido mantenernos conectadas durante estos tiempos complicados, posibilitando proyectos, coordinación y “seguir vivas” como proyecto en nuestra web y redes sociales. Pero es en el encuentro en vivo en el que trabajamos mejor como equipo y en el que tenemos sentido real como agente cultural dinámico. Hemos constatado por qué el teatro, pese a toda crisis y evolución tecnológica y social, sigue siendo valioso y necesario.
El teatro nos ayuda a comprender un mundo cada vez más complejo y más ruidoso y nos recuerda nuestra capacidad para imaginar, para crear. El teatro nos sana, nos conecta y nos ayuda a ver y a comprender; nos da herramientas para vivir mejor, en definitiva. Teatro del Barrio. Más información en Un teatro de muchas y para muchas – Teatro del Barrio