La 23ª edición de este Festival está dirigida por primera vez por dos mujeres. Ofrecerá 38 funciones de los 22 espectáculos programados. Además, el festival acogerá dos residencias artísticas con dos muestras cada una de ellas y se extiende a las localidades de Tafalla y Beire.

-Este año os estrenáis como directoras, ¿Cúales han sido vuestras principales líneas o bases de selección de propuestas?
Queremos un festival paritario que apoye la presencia de creadoras, dramaturgas, directoras y mujeres de las artes escénicas. Que sea un festival femenino. Que encuentren en Olite ese cuarto propio del que hablaba Virginia Woolf; que ésta sea su casa, su espacio de encuentro, de creatividad, de reflexión, de ocio. Tenemos propuestas que apuestan por los nuevos lenguajes escénicos y las dramaturgias contemporáneas con perfil marcadamente social. Es intergeneracional y con la mirada puesta en la participación, la inclusividad y la sostenibilidad de las compañías. También hemos tenido en cuenta el territorio y la presencia de las compañías navarras. Olite es su cita escénica más importante y es crucial que sea un impulso para sus proyectos.

«Queremos un festival paritario que apoye la presencia de creadoras, dramaturgas, directoras y mujeres de las artes escénicas»

-Habladnos de algunas obras que queráis destacar …
En la programación se podrá disfrutar, entre otras, de las obras ‘Lear!’, que es una adaptación de la obra de Shakespeare dirigida y escrita por Antonio Zafra. Un espectáculo inclusivo en el que el actor interpreta parte de la obra en lengua de signos; “Malvivir”, con Aitana Sánchez-Gijón y Marta Poveda, que estará sobretitulada; “La Panadera”, de y con Sandra Ferrús; “La Tarara”, de Hika Teatroa; “Hoy puede ser mi gran noche”, de Teatro en Vilo; “Las que limpian”, de A Panadería; “Los perros” de Led Shiloutte; el espectáculo de teatro familiar en euskera  «Ilargiaren Atzean», una producción de la compañía navarra MalasPulgas Teatro o la obra «La reina del Arga» de la artista Estefanía de Paz Asín, entre otras muchas.

-¿Cuáles son los temas principales que abordan las compañías programadas este año?
Los temas son múltiples al igual que las miradas desde las que se abordan cada uno de ellos, pero todos tienen un fuerte componente social. Queremos que Olite sea ese altavoz para los grandes temas que nos preocupan e inquietan actualmente. Así, este año las compañías abordarán el peligro de las redes sociales, el concepto de masculinidad, la identidad en los jóvenes o la precarización laboral, entre otras temáticas.

-¿La selección de obras ha sido una ardua tarea o ha sido muy gratificante?
Siempre es gratificante poder convertir un proyecto en una experiencia real, en nuestro caso el proyecto mira a cuatro años, un tiempo que creemos necesario para alcanzar los objetivos presentados y poder implementar y testear ciertas propuestas. Es cierto que este año contábamos con menos tiempo del habitual para cerrar la programación, pero estamos muy ilusionadas con la programación que presentamos, una programación que ha sido muy fiel a nuestro proyecto de dirección artística.

«Este año las compañías abordarán el peligro de las redes sociales, el concepto de masculinidad, la identidad en los jóvenes o la precarización laboral, entre otras temáticas»

-Nos ha llamado mucho la atención el montaje “La vida vivida y por vivir”, ¿cómo les explicaríais a los espectadores la historia de esta  obra?
“La vida vivida y por vivir» es una propuesta de teatro experiencial y participativo. Es un proyecto que se creó a raíz de la pandemia con 11 actores no profesionales para recoger la experiencia vivida por ese segmento de la población al que llamamos «mayores» y convertirla en una pieza escénica a partir de sus propias historias. Un encuentro real transformado con las herramientas escénicas para ser compartido con el público.

-¿Cuáles son los cambios más destacables de esta edición?
El cambio más visible quizá sea la sustitución del ciclo de “poéticas teatrales” que se venía haciendo, por dos residencias artísticas en Olite y Beire para las compañías Navarras. Una decisión que se tomó a partir del encuentro con varios agentes del sector y que ha tenido una gran acogida. Por otra parte, también nos parece un cambio reseñable el hecho de que por primera vez habrá presencia del euskera dentro de la programación oficial del festival con la obra “Ilargiaren atzean”.

-¿Qué otras actividades destacaríais dentro de la programación?
Cabe destacar la progresiva expansión de Olite hacia municipios colindantes. Este año Tafalla y Beire acogerán parte de la programación oficial y es voluntad del festival que estas extensiones vayan creciendo paulatinamente en años venideros.

Como novedad de esta edición, se han programado varias «Experiencias Olite» con las que se invitará a vivir el festival ampliando el espacio escénico convencional. Con «Quijotes y Sanchos», las compañías Los números imaginarios, Bella Batalla y el Teatro de La Abadía, bajo la dirección de Carlos Tuñón, propondrán una travesía audioguiada con un walkman en una experiencia inmersiva por las calles de Olite donde el público podrá mirar el mundo con los ojos de Quijote o de Sancho.  En «Maña», el artista catalán Manolo Alcántara, Premio Nacional de Circo 2021, construirá un arco gigante con cajas pesadas, utilizando la menor fuerza posible y ayudado por una tecnología precaria y antigua, pero atemporal. Y Katanga Dub ofrecerán el espectáculo musical «Mariposa Negra», un cóctel de cumbia, bullerengue, funk, electrónica, danza, narración y performance.

Otro lujo este año será el taller de dramaturgia impartido por Paco Gámez, premio Lope de Vega 2021 y ganador de la II Edición del certamen Internacional de comedia del Teatro Español.

-¿En qué consisten los encuentros abiertos al público con artistas y periodistas?
De la mano de a Machús Osinaga (periodista de RTVE experta en artes escénicas), de Daniel Galindo (director del programa La Sala, RNE) y Raúl Losánez (crítico teatral en La Razón) se plantea un formato de entrevista en directo con los artistas donde podremos ahondar tanto en la temática propia de la obra, como en el proceso creativo o, en el caso del segundo encuentro, con Sandra Ferrús (dramaturga y directora de “La Panadera”) y Agurtzane Intxaurraga (Directora de “La Tarara”), en la presencia de la mujer en las artes escénicas. Por último, Ana Artajo (crítica teatral y dramaturga) y Nerea Alejos (periodista cultural de Diario de Navarra) mantendrán un encuentro con las compañías navarras que participan en esta edición del Festival de Teatro de Olite y en la que esperamos poder compartir la visión del teatro navarro actual con todas las creadoras y creadores que quieran acercarse, algo que nos hace especial ilusión. Del 15 al 31 de Julio. Olite (Navarra). Más información en Festival de Teatro de Olite (Navarra) (festivalteatroolite.es)