IRINA KOUBERSKAYA (directora de Teatro Tribueñe) ha versionado y dirigido esta función que protagoniza Beatriz Argüello y que es, según la directora “el acercamiento a la auténtica historia de Lady Macbeth. Lady Gruoch, la mujer en la que se inspiró Shakespeare para crear el personaje, dio impulso a la creación de esta puesta en escena…” Hablamos con BEATRIZ ARGÜELLO.

-En este monólogo Lady Macbeth recuerda algunas partes de su vida intentando darles un sentido… ¿Lo conseguirá o no?
Las primeras palabras de Lady Macbeth en nuestra puesta en escena son “La vida no es más que una sombra que pasa. Un cuento narrado por un idiota y que nada significa”. Desde esta desazón arranca el intento de redimir las manchas que dejamos detrás de nosotros; las huellas que somos incapaces de borrar. Al final de la función pedirá a la Tierra que lo haga por ella, siendo consciente de su fracaso.

«En esta obra lo racional sucumbe ante la belleza»

-¿Cómo describirías su personalidad?
Es una mujer que guarda un secreto, un trauma que hace de ella una mujer herida. En su deseo está la venganza y es capaz de ser cruel, pero también es apasionada, amorosa, dulce y fuerte. Capaz de bailar sobre sus cenizas.

-Dice Irina Kouberskaya que esta pieza invita al espectador a “comprender, compadecer y reflexionar”…
Es también una invitación hacia un lenguaje simbólico, hacia la posibilidad de entrar en unos códigos expresivos llevados a la grandeza de la tragedia griega y donde lo racional sucumbe ante la belleza.

-¿Qué vamos a descubrir de Lady Macbeth?
La dramaturgia creada por Irina está compuesta con el texto de Shakespeare y puesto en boca de Lady Macbeth. Habla sobre lo que dijo, las conversaciones que oyó y las situaciones que vivió. Descubrimos la historia de esta mujer, de esta pequeña Gruoch, nieta del Rey Keneth III que pasa al cuidado del Rey Duncan, asesino de toda su familia. Profundizamos traspasando el estereotipo que tenemos de un personaje tan icónico y lo traemos de vuelta con toda su complejidad y humanidad.

«En escena la soledad desaparece en el reflejo de los ojos de los espectadores y surge una comunicación y un acompañamiento más real a veces que en la vida misma»

-¿Qué otros personajes aparecen en la función? y ¿Qué relación mantiene Lady Macbeth con ellos/as?
Lady Macbeth recorre el laberinto de su memoria. Unas veces se pierde, otras olvida el camino y en este viaje se encontrará con aquellos personajes que han compartido su vida. Aparecen el Rey Duncan, Banquo, Lady Macduff y, por supuesto, su amado Macbeth. Todos dialogan con ella y son parte de esa melodía desafinada de sus recuerdos aparentemente inconexos.

-¿Cuál es la principal ventaja de estar sola en un escenario en el que hay tanta cercanía con el público?
La soledad del comienzo de un monólogo es un precipicio al que lanzarse sin que nadie te de una mano de consuelo. Pero una vez en escena esa soledad desaparece en el reflejo de los ojos de los espectadores y surge una comunicación y un acompañamiento más real a veces que en la vida misma.

-Y una frase de tu personaje que te encante es…
-«¡Oh, Tierra!. Borra mis pasos». Teatro Tribueñe