La actriz protagoniza (junto a Amparo Pamplona y Helena Ezquerro) esta ácida comedia escrita y dirigida por Íñigo Guardamino.

-¿Cómo ves a tu personaje?

Tengo la enorme suerte de interpretar a Begoña, una mujer de unos cincuenta y tantos años. Trabaja intentando convencer a suicidas potenciales de que elijan la vida. Está en ese momento de la vida en el que se plantea qué ha hecho con ella. Es una mujer vitalista que vivió intensamente y ahora se encuentra de capa caída buscando su sitio, buscando su hogar.

-Comenta Guardamino que: “En esta obra, Filomena, Begoña y Luisa van a buscar ese lugar en el que poder ser y para ello van a tener que comunicarse, encontrarse, romper los muros que la estructura familiar les ha impuesto. “El Camino largo de vuelta a casa” puede terminar en un hogar de verdad, donde hallar la paz…” Según tú, ¿Cuáles son los temas principales de los que nos habla esta función?

El gran tema central son las relaciones familiares pero también habla de la precariedad laboral a cualquier edad, de la depresión, del vacío que tenemos hoy en día, de la vejez, del suicidio, del feminismo, de la soledad estando acompañada, de la falta de comunicación, de querer arreglar los conflictos familiares y no saber cómo hacerlo, de que siempre merece la pena levantarse.

-¿Qué relación mantiene Begoña con Filomena (su madre) y con Luisa (su hija)?

Debido a la precariedad laboral en la que se encuentra, Begoña vive con su madre  Filomena que ya ha cumplido noventa años, que no tiene muchos alicientes y que les ayuda económicamente alquilando su casa. Y con su hija (que se ha quedado en paro y que está ya cerca de la treintena).  A veces Begoña las mataría pero no puede vivir sin ellas. Se quieren y no se soportan. Todo mezclado.

-Según Iñigo Guardamino, el autor y director, “Estar lejos del hogar es oscuridad, ansiedad y empanada vital. Es el anhelo que no se va ni con dinero ni con cuerpos. El Hogar es el lugar donde está el corazón y a veces se tarda toda una vida en llegar a él. Quien lo tuvo, lo sabe …”, ¿estás de acuerdo?

Guardamino habla desde la tragicomedia o desde una comedia ácida y muy inteligente. Es uno de los mejores dramaturgos que tenemos en este país y yo tengo la suerte de darle vida a sus palabras. El hogar está donde te lleva el corazón y no hay mejor sitio que estar bien con una misma. Creo que, a partir de ahí, se puede crear cualquier hogar y ser feliz. Sola o acompañada. Con gente, plantas, libros, animales o aquello que te haga estar plena.

-Una escena de tu personaje que te encanta es…

La verdad es que me gustan todas las escenas en las que aparece Begoña porque es un personaje poliédrico. Pero la escena en la que decide ir a un entierro es un delirio maravilloso.

-También según Iñigo, “Entre nuestras tres heroínas, secretos saldrán a la luz, viejas heridas sangrarán de nuevo y disparos resonarán a través de las décadas hiriendo al presente …” 

La comedia de Íñigo es elegante, nada obvia, negra y finísima. Habla de nosotras, de las mujeres, con tramas propias. Ellas son protagonistas de sus vidas y de sus actos.

Es una coproducción de Teatro Español y Flexión Teatro. El Diseño de espacio escénico y el vestuario son de Paola de Diego y el Diseño de iluminación y movimiento de Bea Francos (AAI). Retratos de Vanessa Rábade. Del 4 de Abril al 4 de Mayo. Teatro Español (Sala Margarita Xirgu).