BLANCA LI es la directora este año de la 36ª edición del Festival Madrid en Danza que amplía su ámbito de representación para estar presente, no sólo en Madrid capital, sino también en 20 municipios de la Comunidad de Madrid. Además de tener lugar en los Teatros y en las salas, se bailará en la calle Bravo Murillo, en Museos y hasta en el Mercado de Vallehermoso. El festival es un escaparate de la diversidad de las formas de la danza con un denominador común: la creación contemporánea.

En el programa están presentes grandes nombres de la danza nacional como Mónica Runde, Nacho Duato, Antonio Ruz, Olga Mesa, Mercedes Pedroche, Antonio Najarro, Joaquín de Luz, María Pagés, Daniel Doña, Daniel Ramos, Jesús Carmona, Eduardo Guerrero, la Fundación Antonio Gades y Juan de Torres, entre otros muchos. Hablamos con la prestigiosa bailarina y coreógrafa (actual directora de los Teatros del Canal) sobre este imprescindible Festival.

 

-¿Por qué es más emocionante que nunca poder celebrar “Madrid en Danza”?

Es más emocionante y más importante que nunca que defendamos la Cultura en general y que exista. En este contexto actual en el que vivimos tener en Madrid un Festival de Danza es algo único y creo que es un privilegio porque Madrid es la única ciudad del Mundo que va a tener un Festival de estas características.

-¿Cuáles son los cambios más destacables de esta edición?

Hemos apostado mucho por la danza nacional y por descubrir compañías que vienen de otras comunidades autónomas.

También hay muchas compañías madrileñas en la programación como Antonio Najarro con Alento y Mirada de la danza española; la Fundación Antonio Gades con Movimientos por bulliríasLarumbe Danza con AireÁngel Rojas Flamenco Dance Project con Ser baileLosdedae con Le Plancher; e Ibérica de Danza con Quixote origen; Mercedes Pedroche y su espectáculo Artificios y leopardosSharon Fridman con Dosis de Paraís; Daniel Doña Compañía de Danza con Retrospectiva 2.0; y la Compañía Centro Coreográfico María Pagés con su espectáculo Paraíso de los negros, entre otras. 

Y hay programadas un buen grupo de compañías del País Vasco (como Proyecto Larrua, Osa + Mujika o Lasala) que tendrán su propio espacio en la sala Cuarta Pared. Otros dos espectáculos llegados desde Euskadi serán Rojo, de Victoria P Miranda, y el infantil IzAdi, de Lagarto baila.

¿Cuántos estrenos coreográficos habrá? Preséntanos alguno de ellos…

Tenemos cinco estrenos absolutos y creo que uno de los importantes es el del Ballet Prejocaj, con el estreno mundial de su versión de “El lago de los cisnes” (en el vídeo de arriba).

También estarán presentes la coreógrafa norteamericana Carolyn Carlson, que estrena en España su último espectáculo “The Tree (Fragments of poetics on fire)”, David Wampach, una pequeña y novedosa compañía francesa, que estrenará “ENDO” y Silvia Gribaudi, que no ha venido nunca a España. Su ballet “Graces” sumerge al espectador en un viaje a través del tiempo.

También tenemos coreografías muy interesantes que existen desde hace algún tiempo pero que no hemos podido ver hasta ahora en Madrid. Se trata de que la danza invada el mayor número de espacios de la Comunidad de Madrid durante casi dos meses.

-¿Qué novedades habrá en el Festival?

Una de las novedades es que hay estilos muy diferentes en el Festival, con todo tipo de estilos de danza. Y habrá una parte del Festival en espacios efímeros como galerías de arte donde presentaremos solos de bailarines muy interesantes y llevaremos la danza a la calle Bravo Murillo para que el público se la puede encontrar cuando pasee. También haremos una presentación en el jardín del Teatro de la Abadía y en el Mercado Vallehermoso.

 

-¿Por qué crees que es imprescindible haber sido antes coreógrafa y artista para poder dirigir bien un Festival como éste?

No sé si es imprescindible pero cuando eres coreógrafa y bailarina estás mucho mas cerca de los artistas y conoces más sus conflictos y sus necesidades diarias. Conoces la importancia de tener un espacio para ensayar, para trabajar. El hecho de haber vivido en la danza desde que soy pequeña me acerca mucho más a las compañías.

-Te ha gustado siempre colaborar con artistas de todo tipo y de todos los países, ¿qué has aprendido durante tu trayectoria profesional que te ha servido ahora para dirigir este Festival?

Llevo toda mi vida. Empecé con 12 años y nunca he parado. He recorrido todo el Mundo, he estado en miles de teatros, he bailado en muchos festivales, he bailado en la calle y en sitios improbables. He creado y soñado la danza y la he compartido. Creo que toda mi experiencia me ayuda mucho y también me ayuda a tener una apertura mental para mirar la danza. Nunca me he cerrado a ningún tipo de danza, siempre he sido muy curiosa y me encanta descubrir nuevas compañías, descubrir nuevos coreógrafos, descubrir nuevas formas de danza y seguir descubriendo la danza como si fuera una niña pequeña que la ve por primera vez. Intento mantener esa mirada fresca.

-¿De qué forma animarías al público joven a que acuda a ver los espectáculos de este Festival?

Les diría que sean curiosos, que descubran a las compañías y que vayan a ver 5 o 6 compañías en una semana para poder vivir la danza de formas diferentes. Que no te guste un espectáculo en concreto no quiere decir que no te guste la Danza como disciplina. Se tienen que atrever a buscar, entre la cantidad de espectáculos que hay programados, cuál es la danza que les gusta, la que les hace vivir y soñar. La danza es algo maravilloso. Van a disfrutar mucho.

-La expresión corporal es la mejor arma de comunicación en la danza pero, ¿qué otras cualidades hay que tener para ser una buena bailarina y coreógrafa?

La mejor bailarina es la que vive la danza con mucha pasión. Te levantas por la mañana y es tan importante bailar como comer. Es un trabajo muy duro, diario y cada día tienes que ser mejor. Y no puedes parar. Para poder llevar a cabo ese trabajo diario hay que tener mucho amor por lo que haces y mucha pasión. Del 7 de abril al 30 de mayo. www.madrid.org/madridendanza