CARLOS HIPÓLITO y MAPI SAGASETA protagonizan esta producción de LaZona basada en el magnífico texto de Marta Buchaca que ha dirigido Lautaro Perotti. Charlamos con los dos actores.

-Si tuvieras que presentarles a los espectadores qué tipo de obra es “Rita”…
Carlos Hipólito: “Rita es una comedia inteligente que hace reír, llorar, pensar… Trata un tema cercano que nos atañe a todos, a través de unos personajes con los que es fácil empatizar”.

Mapi Sagaseta: “Rita es una tragicomedia inteligente. A través del humor nos sitúa en un conflicto ético y moral que despierta polémica y mucho interés en la actualidad”.

En escena Julia y Toni son hermanos. Ella es incapaz de tomar decisiones y él, en cambio, parece que lo tiene todo muy claro. Pero cuando a Toni el veterinario le aconseja eutanasiar a su perra Rita, su seguridad personal se desvanece. Julia, que para decidir sobre lo que deben hacer los otros, no tiene problema, tiene muy claro cuál es la decisión que debe tomarse. Toni tendrá que aceptar que su perra Rita se está muriendo y, a su vez, Julia deberá aceptar que la madre de ambos, que también se llama Rita y que sufre Alzheimer desde hace años, también está en el final de su vida.

-¿Cómo describirías la personalidad de tu personaje? 
Carlos Hipólito: Mi personaje, Toni, es un tipo entrañable. Es hipocondríaco, divertido y sensible. Está pasando por un momento personal complicado tras la separación de su pareja y, para superarlo, se refugia en su hija Martina, su perra Rita y su hermana Julia, tres seres del sexo femenino a los que adora.
Mapi Sagaseta: Julia es dependiente, cerebral, insegura consigo misma y resoluta con los demás.

– Esta función nos habla sobre la familia, sobre los hermanos, sobre el vínculo materno-filial y sobre la incapacidad de aceptar la muerte, ¿estás de acuerdo?, ¿De qué otros temas nos habla?
Carlos Hipólito: Sí, habla de todas esas cosas. Y también de lo difícil que nos resulta desprendernos de los seres que más queremos, de lo duro que es aceptar que tengan que irse.

– “Rita” tiene momentos muy divertidos y emocionantes. Háblanos sobre el humor en escena…
Mapi Sagaseta: Hay cosas que solo pueden decirse entre hermanos. Pueden pasar de insultarse y odiarse a quererse, defenderse y reír sin que pasen más de cinco minutos. Visto desde fuera es muy divertido.
Carlos Hipólito: El humor es siempre un síntoma de inteligencia. La posibilidad de reírnos sanamente de las cosas más serias nos permite reflexionar sobre ellas con más claridad. El humor en escena, además de hacer disfrutar al público, permite transmitirle mensajes que en un contexto más serio serían difícilmente digeribles.

-¿Qué ventajas tiene el compartir escenario con una persona a la que conoces tan bien, con la que llevas tantos años como pareja?
M.S: Carlos es un privilegio. Como compañero es muy disciplinado, perfeccionista, respetuoso, generoso y divertido. Confía en mi trabajo, me anima. Es una gran ventaja contar con su maestría sobre el escenario para mí y para cualquier compañero.

C.H: Todo son ventajas. La complicidad que debe existir entre dos hermanos la traemos de casa. Mapi es una actriz fantástica, con una gran personalidad y es un placer enorme estar con ella en escena. Me hace muy feliz poder trabajar juntos.

– ¿Por qué no debería perderse esta obra el público?
M.S.: Porque es una buena ocasión para mirar a través de la mirilla de una puerta y observar cuánto tenemos en común, para identificarnos con esos personajes que viven conflictos que nos resultan cercanos, que nos hacen reír y llorar y, en definitiva, emocionarnos. Si además de todo esto nos invita a alguna reflexión me parece un buen plan.
C.H.: Porque tiene muchos de los ingredientes necesarios para pasar una hermosa tarde de teatro. Porque, si no vienen a vernos, se perderán que les cuenten un bonito cuento que, quizá, les transforme.

– ¿Cómo es Lautaro Perotti como director?
M.S: La sintonía entre Lautaro y nosotros dos ha sido total. Es un director muy laborioso con el texto. Crea un clima de trabajo de auténtico placer. Ir de su mano en busca de Julia ha sido un viaje muy enriquecedor, tanto en lo humano como en lo profesional. Además de un gran actor, es un director de actores excepcional. (Fotografías de Javier Naval). Del 4 al 28 de marzo. Teatro Infanta Isabel. www.teatroinfantaisabel.es