CARLOS LATRE da vida a Pseudolus en esta versión de la que es una de las grandes comedias musicales de la Historia del género. El aclamado compositor Stephen Sondheim es el autor de la música de esta alocada farsa llena de enredos que en esta ocasión ha dirigido Daniel Anglés y que llega a Madrid precedida del gran éxito cosechado en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Charlamos con el actor quién se dirigirá al público con frases tan inolvidables como «El teatro es un templo y estamos aquí para adorar a los dioses de la comedia».

-Pseudolus, un esclavo irreverente, intenta conseguir la libertad ayudando a Eros, el hijo de su amo, a ganarse el amor de Philia. Pero hay varios problemas: Philia pertenece a M. Lycus quien, a su vez, la ha vendido al general Miles Gloriosus. Y ninguno está dispuesto a renunciar a ella… Pseudolus teje un enmarañado enredo…  ¿Qué tipo de hombre es tu personaje?

Es un esclavo muy simpático y divertido, es un buscavidas, es un zalamero. Va a poner “toda la carne en el asador” para conseguir su libertad. Es un personaje de esos que caen muy bien.

-Has declarado que “este personaje me permite dar rienda suelta a mi faceta más clown y liberar al payaso que hay en mi interior”, ¿en qué sentido?

Sí. Me permite dar rienda suelta a mi lado más clown que, por otra parte, ni siquiera yo sabía que tenía y que me descubrió mi compañero Roger Juliá que es, además, el ayudante de dirección de Daniel Anglés. Me ha sacado esa faceta de payaso que también tenía en mi interior. Tiene muchos gestos, muchos rasgos de personalidad y muchas reacciones que son muy clown.

Ver las imágenes de origen

-En el musical te escucharemos decir: “Golfus de Roma no va de un rey, no va de honor, va de payasos falsos, farsas y amor…”. Nos habláis de amor, sexo, honor, odio, del humor, de los cómicos “de antes y de siempre”…

Hablamos de los temas universales. Hablamos del amor de una pareja de jóvenes que están locamente enamorados. Hablamos del amor de una pareja sexagenaria. Hablamos del sexo porque estaba muy presente en Roma y porque forma parte del ser humano. Hablamos del honor y de mantenerlo en esas clases sociales bajas de la época y del humor de los cómicos. Del humor de antes y del de siempre. El Teatro de comedia forma parte de nuestra vida y de nuestra cultura desde los Griegos. La comedia es necesaria y es maravilloso poder llevarla a escena.

 

-En escena hay una calle de Roma y tres casas (caravanas circenses) que son la Casa de Lycus que es un burdel, la Casa de Senex a la que pertenece el protagonista y la Casa del viejo Erronius, que busca a sus hijos y que es la de los sueños y el romanticismo. Hay contenedores, hay muchos payasos…, ¿Qué más destacarías de esta puesta en escena?

Es una puesta en escena arriesgada y que rinde homenaje a las compañías itinerantes de cómicos. A esas compañías que iban por los pueblos haciendo reír. Recuerda el oficio de ser cómico. Y también es un homenaje al Circo. Me parece un gran acierto por parte del director Daniel Anglés el haber utilizado los elementos escenográficos y el vestuario como símbolos de ambos mundos.

Dicen que “Éste es un vodevil fresco, dinámico, divertido y alocado…”, ¿estás de acuerdo?

Sí, así es. Tiene mucha mezcla de muchos humores: desde el clown hasta el enredo y el vodevil. Es una obra muy rica en matices cómicos.

-Además de tus compañeros de reparto, los músicos dirigidos por el maestro Xavier Mestres son también personajes de la obra, ¿qué crees que aporta esta genial idea al desarrollo del musical?

Xavier Mestres es fundamental en este musical. Los actores cantamos y los músicos actúan. La música está muy presente en el desarrollo de la trama de esta obra, es fundamental y la orquesta está presente en el escenario. Es muy importante tanto para dar comicidad a la trama como para darle seriedad. Es la mejor compañera de viaje.

-¿Cuál es tu canción favorita del musical?, ¿Por qué?

Me lo paso muy bien con “¡Qué bonita imagen!” porque habla del plan que urde mi personaje para que la joven pareja de enamorados pueda tener una relación.

También me encanta cuando cantamos toda la compañía “Si es cómico, mejor”. Cuando estamos todos juntos en el escenario cantando esta universal canción es muy impresionante.

-Además de enviarle al público un mensaje de positivismo, ¿cuál es vuestra principal intención?

La principal intención es que el público se lo pase bien, tan necesario en los tiempos que vivimos. Es un musical sin moralejas. Creo que en Mérida hemos conseguido que haya personas que, por primera vez, van a ver un musical y que incluso haya niños que han ido a verlo. Estamos muy contentos de que vayan al Teatro para descubrir los musicales, la comedia y el Teatro. Y que quieran repetir.

-¿Qué es lo que te ha resultado más complicado de tener que interpretar cantando en este musical?

Yo he cantado en escena en todos mis shows porque la música tiene un papel muy importante siempre en mis espectáculos. La principal diferencia es que, como en todos los musicales, las piezas forman parte del desarrollo de la función. Y sabemos que hay que darle mucha naturalidad, mucha interpretación, mucha gestualidad y eso ha sido complicado y ha requerido mucho esfuerzo por mi parte. Pero también es maravilloso porque este personaje ha sido un regalo. Creo también que para poder cantar bien es imprescindible tener una buena forma física.

-¿Qué destacarías de la dirección de Daniel Anglés? 

Me he sentido muy bien tratado, muy bien dirigido, muy arropado tanto por Daniel como por el resto del equipo de dirección y el técnico-artístico. Nunca pensé que un espectáculo de esta envergadura se podía hacer con tanta naturalidad, con tanta complicidad con todos los compañeros. Hemos creado una gran familia en poco tiempo y eso se traslada al público.

Este musical es un antes y un después en mi carrera. Este “Golfus de Roma” es maravilloso. Lo recomiendo fervientemente. Les diría a los espectadores que van a pasar una tarde maravillosa si vienen a vernos al Teatro de la Latina. ¡Venid todos!.

En escena hay 22 artistas en total. También están Diego Molero, Eva Diago, Eloi Gómez, Frank Capdet, Meritxell Duró, Ana San Martín, Iñigo Etayo, OriolO, Mireia Morera, Pol Roselló, Carles Vallès, Gara Roda, Berenguer Aina, Mercedes Olmeda, Eduard Marcet, Álex Iglesias, Curro Ávila, Pablo Zarco, Laura Masferrer, Pablo Rodríguez, Xavier Mestres, Roger Julià y Oscar Reyes

“Golfus de Roma” ha sido producida por el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y Focus.

Según Daniel Anglés, su director, el coadaptador (junto a Marc Gómez) de esta versión y gran conocedor del teatro musical: “Queremos que esta loca farsa llena de maravillosos momentos musicales convierta el teatro en una fiesta. Así ha sido desde que se estrenó en Broadway, donde estuvo tres años ininterrumpidos en cartel. Su versión cinematográfica es un clásico de la comedia. Sus reposiciones con Nathan Lane y Whoopi Goldberg de protagonistas son míticas. Y recordamos con admiración la versión de Mario Gas con Javier Gurruchaga, que se estrenó en 1993 en este mismo teatro. Han pasado los años y necesitábamos una versión para el siglo XXI. Tenía muy claro que quería que esta fuera mi primera comedia… cruzaba los dedos para que llegara el momento adecuado, y es éste. Ahora tenemos todos los elementos necesarios. Una comedia brillante con una partitura de lujo. Una gran estrella para liderar un reparto excepcional. Un equipo creativo absolutamente loco. Y una producción ambiciosa y generosa. Así que, con vuestro permiso, aquí nos tenéis. Dispuestos a todo…”Teatro La Latina. Más información en Teatro La Latina