Para recordar a quien dirigió el Ballet Nacional de España entre 1980 y 1983, el Ballet Nacional de España ha diseñado, con motivo del centenario de su nacimiento, un programa que reúne montajes fieles al original de piezas clave de la trayectoria, así como creaciones inspiradas en su estilo. Las coreografías de Antonio el Bailarín seleccionadas (Sonatas, Fantasía galaica y Zapateado de Sarasate) representan la cumbre de su talento dentro de tres estilos distintos: la escuela bolera, el folclore estilizado y la estilización del flamenco.

Además, el programa recoge los palos flamencos que Antonio representó con frecuencia con su compañía a través de la visión de Rubén Olmo y Miguel Ángel Corbacho. Completa el repaso a su carrera artística el solo Leyenda, coreografía creada por Carlos Vilán para la composición Asturias, de Isaac Albéniz y la recreación en Vito de gracia de una de las coreografías que bailó con Rosario en Hollywood.

Ver las imágenes de origen
“Hemos estudiado el archivo audiovisual del Ballet Nacional de España para acercarnos todo lo que podamos a la primera versión que montó Antonio. En esta ocasión, he querido crear, junto con Miguel Ángel Corbacho, una nueva pieza de flamenco, Estampas flamencas, basándome en la estética de Antonio, en sus formas y carácter. Creo que a él le hubiera encantado la versión de su estilo que hemos preparado con tanto cariño y respeto para este programa”, comenta Rubén Olmo, su director. Del 13 al 16 de Octubre. Teatro Real. Más información en Ballet Nacional de España | Danza | Temp. 21-22 | Teatro Real