El Teatro Español presenta esta función escrita por Lola Blasco a partir del texto de Louisa May Alcott y dirigida por Pepa Gamboa, que narra el proceso de escritura de la célebre “Mujercitas”. La obra utiliza otras piezas de la escritora y de sus firmes convicciones políticas y feministas para descubrirnos a la mujer que se esconde detrás de la famosa novela. Las actrices Paula Muñoz (que da vida a Amy), María Pizarro (que es Jo), Carolina Rubio (como Beth), Clara Sanchis (es Marmee, entre otros), Maite Sandoval (que es la Tía March y Louisa May Alcott) y Andrea Trepat (Meg) protagonizan esta nueva lectura del clásico. Hablamos con CLARA SANCHIS que da vida a cuatro personajes que son, según la actriz, Marmee, la madre equilibrista que vive entre la aceptación y la negación de su rol clásico; el editor poderoso y feliz; el fantasma de Margaret Fuller que es una editora, escritora y feminista que inspira a Louisa May Alcott. Y Amy de mayor. Amy es la hija pequeña que regresa muchos años más tarde, cuando la vida le ha pasado por encima como un camión…”

-Dice Lola Blasco que ésta es una revisión de Mujercitas “desde el presente, desde la ironía, desde el doble significado, leyendo “entre líneas””, ¿estás de acuerdo?

Lola Blasco plantea un juego fascinante, que el espectador va descubriendo poco a poco. Es juego dentro del juego, lleno de capas, de dobles lecturas que apelan a la inteligencia y al sentido del humor. La ironía y el doble sentido han sido armas fundamentales en la vida cotidiana de las mujeres, en su larga y agotadora batalla por la igualdad…Poder reírnos de nosotras mismas es pura salud. Pero también un instrumento fabuloso de análisis de la situación.

-También dice su autora que “pretendo sumergir al espectador en el entorno doméstico de la autora, componer su vida y su obra a partir de las pistas que de la misma tenemos…”, ¿De qué temas principales nos habla esta función?

Del proceso creativo, de la imaginación, de las dificultades históricas de las mujeres escritoras; de la censura que sufrieron. De la necesidad de escapar de los roles de género. Es el universo femenino visto desde dentro. Y habla también sobre las distintas formas del amor.

Al espectador le adelantaría, por ejemplo, este pequeño diálogo: “Jo niña les pregunta de pronto a sus hermanas: Oye, ¿vosotras creéis que en la soledad de su habitación alguna mujer se siente honesta? Tras un silencio, la pequeña y tímida Beth responde: “Yo creo que no”.

-Esta obra está llena de humor…

Me fascina la habilidad que tienen las grandes autoras para hablar de las tragedias femeninas desde la ironía, el sarcasmo, el humor. Lola Blasco dice: “Mujercitas es un ejemplo más de cómo las mujeres hemos sido silenciadas pero no somos silenciosas”. Las carcajadas femeninas siempre han estado ahí, revoloteando. La risa floja es una habilidad muy nuestra, frente a la adversidad. Creo que esta obra también es un homenaje al cachondeo femenino.

-¿Sigue siendo importante en la actualidad hablar de temas como “valentía femenina” o “de la dificultad de ser escritora y mujer”? 

Hemos hecho grandes avances en igualdad, pero queda mucho por hacer. El menosprecio a la mujer es toda una cultura que arrastramos desde hace siglos. Se modifican las leyes, pero hay que cambiar también infinidad de costumbres. La batalla, tanto colectiva como individual, no es fácil por lo que es muy de agradecer que las autoras sigan hablando de nuestra historia, recordándonos de dónde venimos y dónde estamos.

– ¿Qué legado crees que nos dejó la obra de “Mujercitas” a los lectores actuales?

El universo femenino visto desde dentro. O uno de ellos. Seguramente hay un universo femenino por cada mujer.

– ¿Qué nos puedes decir sobre los elementos escenográficos?

El espacio de Antonio Marín, la luz de Juanjo Llorens, el vestuario de Guadalupe Valero y la música de Luis Miguel Cobo crean un mundo idílico, mágico, ensoñado, bellísimo, que esconde tantas cosas…El movimiento escénico de María Cabeza de Vaca y la mirada audaz de Pepa Gamboa como directora desnudan a sus mujercitas, y nos llevan, con delicadeza, pero sin miramientos, al fondo de la cuestión. Creo que este espectáculo “es una juerga muy seria”. Hasta el 8 de Noviembre. Teatro Español. www.teatroespanol.es