La Compañía Nacional de Danza, dirigida por Joaquín de Luz, presentará el mes de Julio en el Teatro de la Zarzuela un programa con tres magistrales coreografías, con la música interpretada por la Orquesta de la CAM, dirigida por Manuel Coves.
Grosse Fuge. Es una de las piezasmásimportantes del coreógrafo alemán Hans van Manen. La música es de Ludwig van Beethoven.
Este ballet retrata la relación de cuatro parejas en una atmósfera sensual.


Polyphonia. Coreografía: Christopher Wheeldon. Música: György Ligeti.
Se considera un punto de ruptura en la obra de Wheeldon, y ganó el premio Laurence Olivier a la mejor producción de danza nueva en 2003. Es el primer ballet que Wheeldon creó después de convertirse en artista residente del New York City Ballet. No tiene argumento. Wheeldon lo describió como “romántico con giros cómicos”.

 

Concerto DSCH. Coreografía: Alexei Ratmansky. Música: Dmitri Shostakovich.
El concierto comunica una energía optimista después de la represión de la era Stalin. El alegro inicial evoca una alegre
marcha militar con el piano referenciando la melodía británica Drunken Sailor, en contraste con la naturaleza más intimista del movimiento andante para cuerdas, piano y solo de trompa. El allegro finale, más dinámico, precede al final en el que participa toda la orquesta. Del 7 al 17 de Julio. Teatro de la Zarzuela. Más información en Compañía Nacional de Danza (mcu.es)