Cristina  Rota  dirige la única escuela en España que trabaja con dinámica grupal. Tienen, además, un espectáculo de artes escénicas profesional creado en 1994 que interpretan sus alumnos (“La Katarsis del Tomatazo”, dirigido por María Botto). Hace tres años incorporaron también otro espacio de práctica y experimentación con la producción “Petit Katarsis”, dirigida a un público infantil.

-¿Lo de ser actor/actriz se lleva dentro o no?
Esto, más que una profesión, es una vocación. Toda vocación debería ser una necesidad, por lo tanto, lo que debemos llevar dentro las actrices o los actores es la imperiosa necesidad de comunicar, de movilizar, dinamizar. Lo fundamental en un actor o en una actriz es la pasión, la honestidad y el compromiso. Además de buscar horizontes de un devenir social más humano, más justo, con mayor pulsión de vida. Lo importante de nuestra profesión-vocación es “el para qué y para quién lo decimos”. 

¿Seguís enseñando sobre la base del «ser antes que actuar»?

Sí, basamos la enseñanza/aprendizaje en las posibilidades del alumnado de discutir, emitir opiniones, estar presente en el establecimiento de las normas, acompañado en este proceso de formación y crecimiento por el profesorado. Damos una formación integral que no puede ir separada de la práctica.

Ofrecemos una formación multidisciplinar fundamentada en acompañar y transformar su pasión en un acto creativo a través del autoconocimiento, desde la lógica del corazón, con ideología y pensamiento. Una formación ligada a la práctica que les permita implementar los conocimientos que van adquiriendo durante su proceso de formación.

Lo importante en esta profesión es sentir la pulsión de revelar los conflictos del alma humana y llegar a conocernos mucho más a nosotros/as mismos/as. Gracias a esa indagación, el camino de la interpretación se nos antoja una aventura y un reto plagado de posibilidades que nunca se terminan. Sin lugar a dudas, ésta es una profesión de largo recorrido que ofrece la oportunidad de seguir investigando y formándote a lo largo de toda la vida.

«Lo importante en esta profesión es sentir la pulsión de revelar los conflictos del alma humana y llegar a conocernos mucho más a nosotros/as mismos/as»

-Vuestra oferta es muy amplia y variada…
A lo largo de los cuatro años de duración de la formación regular, el alumnado va aumentando progresivamente las horas de dedicación con nuevas disciplinas. Además, impartimos seminarios sobre teatro griego, gestión y producción teatral, dramaturgia, Siglo de Oro, esgrima escénica, entre otros. El alumnado saldrá preparado para enfrentarse al mundo laboral pero siendo consciente de que la formación para un actor/actriz es sólo el inicio del camino y debe seguir formándose toda la vida. También este año destaca la novedad del seminario intensivo en verano destinado a un público adolescente, que posibilita para ellos/as un primer acercamiento a la Interpretación y a los conceptos básicos de Relajación y Movimiento. Además, en nuestra sala La Mirador se programa compañías profesionales de artes escénicas, danza, proyecciones, charlas con directores, guionistas, productores y otras actividades culturales en las que participa el alumnado. También ofrecemos seminarios para profesionales.

-También ofrecéis cursos para niños/as y adolescentes…
Sí, tanto en nuestra sede de Madrid como en la de Rivas-Vaciamadrid y están adaptados a las edades del alumnado. Con los/as más pequeños/as se trabaja a través de la expresión artística, el juego y el movimiento. En la propuesta de estos talleres, los pequeños/as se descubren ante sí mismos y ante los y las demás, reforzando así la confianza y aprendiendo a respetarse. Con los/as más mayores, se hace con la técnica de la improvisación, el deseo como motor de acción, la unidad de opuestos o el carácter de los propios personajes. 

Cristina Rota Escuela de Interpretación. Más información en Escuela de Interpretación Cristina Rota Madrid | Cursos de Teatro (escuelacristinarota.com)