“Somos y queremos ser el espacio de conocimiento, de enseñanza y de libertad en el que podrás desarrollar tus inquietudes y aptitudes”. Es el lema de esta veterana escuela que dirige Cristina Rota. Es la única escuela en España que trabaja con dinámica grupal y que cuenta con un espectáculo de artes escénicas profesional creado en 1994 y que interpretan sus alumnos (“La Katarsis del Tomatazo”). Entre sus profesores están María Botto, Mónica Domínguez, Iñigo Asiain e Isabel Arance, entre otros. Hablamos con Cristina Rota, la directora de la escuela Cristina Rota. (Lee la entrevista completa en nuestro suplemento de formación en artes escénicas).

* ¿Qué tipo de formación vais a ofrecer a partir de Julio? Desde el 13 de julio continuaremos con nuestra formación habitual de seminarios de verano intensivos hasta el mes de septiembre. Y retomaremos los cursos intensivos cancelados durante el estado de alarma. El 19 de octubre comenzaremos con el curso regular 2020-2021. Las pruebas de acceso para este nuevo curso se están realizando online y durarán hasta el 31 de agosto, fecha en la que se retomarán de manera presencial. Daremos prioridad a la enseñanza presencial siempre que se cumplan las medidas sanitarias correspondientes. Cuando no sea posible que el 100% del grupo asista a su clase debido al cumplimiento de dichas medidas, la formación se impartirá con asistencia alterna en formato mixto, es decir, con alumnos de manera presencial y online simultáneamente.

*¿Lo de ser actor se lleva dentro o no? Toda vocación debería ser una necesidad, por lo tanto, lo que debemos llevar dentro es la imperiosa necesidad de comunicar, de movilizar, dinamizar. Lo importante de nuestra profesión-vocación es “el para qué y para quién lo decimos”. Lo que llamamos “el impulso comunicador”.

* ¿En qué se distingue principalmente vuestra Escuela de otras?
Por ofrecer una formación multidisciplinar que pretende dotar al actor/actriz de todos los elementos indispensables para formarse en el mundo de la actuación, abarcando todos los aspectos de la actividad teatral promoviendo así a nuevas generaciones de intérpretes que aprendan a autogestionar sus propios proyectos. También porque tenemos un modelo pedagógico que trabaja con dinámica grupal y por ofrecer un teatro profesional propio donde obtener prácticas escénicas con público desde el primer año de formación. Desde hace dos años se ha sumado el espectáculo infantil “Petit Katarsis” creado también como espacio de prácticas para el alumnado.

* ¿Qué diferencia a vuestro profesorado? Tienen una auténtica vocación pedagógica y eso implica el deseo de transformar la caótica pasión del joven en puro acto creativo. Como buenos pedagogos tienen la capacidad de formar y contener a cada uno de los participantes y hacer un seguimiento individualizado junto con el claustro. Es lo que llamamos una buena dinámica grupal.www.escuelacristinarota.com