Yayo Cáceres ha dirigido a Fran Perea y Fernando Soto en esta función que narra que Manuel es un maestro rural que vive feliz y apaciblemente con su mujer y sus tres hijas menores de edad. Un día, cegado por el sol, atropella en un cruce al ciclista Acebal y destroza su bicicleta. El ciclista se muestra muy apenado por este hecho y despierta la compasión de Manuel. El atropello hará que surja un vínculo fuerte, tenaz y sumamente destructivo entre ambos personajes.

El hombre atropellado visita al maestro dos días después en su casa a horas intempestivas para paliar su soledad y para salir a montar juntos en bicicleta. Desde el primer momento el atropellado inspira un sentimiento de repulsión en el maestro que apenas sabe cómo disimular. Acebal es un hombre rústico, cerril, reaccionario, exaltado y aparentemente ingenuo que diseña en su ilusoria cabeza una serie de máquinas delirantes, insensatas y utópicas que faciliten las relaciones humanas. 

Un día Acebal va mostrando un interés creciente hacia la hija adolescente de su amigo, provocando un sentimiento de aversión que envenena el alma de Manuel… El ciclista Acebal se infiltrará cada vez más en la vida familiar y laboral del maestro  hasta convertir su existencia en un tormento…

Según su director, Yayo Cáceres, “¿Puede un accidente cambiarnos la vida? ¿Podemos usar un accidente para cambiar nuestra vida? “El ciclista utópico” de De Casso me despierta éstas y otras preguntas. Es un texto incómodo. Una relación incipiente y oscura que desnuda a su vez otras relaciones en el entorno de los personajes. Humor duro y con el sarcasmo suficiente como para importunar. De Casso nos ofrece este texto en el que, una vez más, el teatro nos ayuda y nos sirve para escrutar la condición humana y el profundo e intrincado laberinto de las relaciones. Manipulación, culpa, deseos ocultos, personajes oscuros y extremos asoman en esta obra en la que los dos personajes se meten a la vez en un túnel en el que “quizás” no se ve la luz de salida…”

Una producción de Feelgood Teatro con la colaboración del Teatro Calderón de Valladolid, Emilia Yagüe Producciones y la Comunidad de Madrid. Una obra basada en un texto con el que Alberto de Casso ganó el Premio de Literatura Dramática Fundación Teatro Calderón de Valladolid en 2014. Del 8 de Abril al 2 de Mayo. Teatro Galileo. www.galileoteatro.es