La obra nos sumerge en el proceso creativo de un artista que arrastra consigo una ausencia poderosa, una pérdida que le ha dejado una herencia llena de incógnitas. Este hombre vive, desarrolla su arte, siendo una incógnita para sí mismo. Se busca a través de los trazos, de los colores, de las formas que imprime en el lienzo y, mientras indaga, a medida que el lienzo toma forma, comparte con nosotros, espectadores, sus ideas sobre el arte y los descubrimientos sobre su propia vida, haciendo que nos preguntemos si arte y vida no son, en ocasiones, células del mismo embrión creativo. De y dirección de Alberto Iglesias. ConJavier Ruiz de Alegría y la voz en off de Ramón Barea.

Del 10 de enero al 2 de febrero. Teatro Fernán Gómez (Sala Jardiel Poncela).