La escritora costarricense afincada en Cataluña Denise Duncan ha escrito y dirigido esta función que narra la historia de Jack Johnson, un boxeador norteamericano que llegó a Barcelona a principios del siglo XX. Fue el primer afroamericano que se ha proclamado campeón mundial de pesos pesados. Se enfrentó a Jim Jeffries en el llamado “Combate del siglo” y, contra todo pronóstico, lo ganó. Una victoria contra el racismo. Johnson tuvo que pagar un precio elevado por su triunfo: una sentencia injusta que le hizo abandonar su país natal. Y aunque en Barcelona encuentra unos aires diferentes, tal vez más libres, Jack Johnson se verá perseguido por los fantasmas de su pasado que, de la mano de tres cabareteras, le harán revisar su historia y el recuerdo de su rival, Jim Jeffries.

En escena vemos a Armando Buika (que da vida a Jack Johnson), Àlex Brendemühl (interpretando a “la gran esperanza blanca”, su contrincante), Queralt Albinyana, Andrea Ros y Yolanda Sikara.

La obra se convierte en un retrato de ficción del personaje, aquejado por sus fantasmas, las consecuencias del éxito, de la discriminación racial, y sus propias inseguridades, pero también retrato del soplo de libertad y disfrute que encontró en la Barcelona de los años 20, ciudad a la que llegó de paso y en la que se quedó hasta tres años. Amor, dolor y fiesta son tres ingredientes que se mezclan en esta propuesta que su autora y directora define como “un drama con tintes cómicos y con un guiño al musical”. La puesta en escena es un salto continuo del cuadrilátero al cabaret en una mezcla de los recuerdos del ring del boxeador con sus frecuentes visitas al mundo de la noche y la bohemia del Paralelo barcelonés. La música, inspirada en los clásicos americanos del blues y del jazz de los años 20 a 40, también tiene un componente importante en el montaje.

“La historia de Jack Johnson es apasionante, no solo por las circunstancias históricas que lo rodean sino porque se trataba de un hombre sumamente contradictorio: sonreía mientras combatía, hacía juegos de palabras, amaba a su madre por sobre todas las cosas… pero también apostaba el dinero que ganaba, caía en la ruina y volvía a levantarse. Hablamos de un boxeador negro que, contra todo pronóstico, gana el campeonato del mundo de pesos pesados contra un blanco. Johnson derrota a un Jim Jeffries apodado “La Gran Esperanza Blanca” llamado a devolver el título a los blancos. La esperanza se diluye… gana el negro que tantos blancos deseaban ver vencido. Una oleada feroz de revueltas y linchamientos raciales se desata en Estados Unidos, el aparato estatal se pone en marcha para derrotarlo… y lo conseguirá unos años más tarde. Johnson es la personificación del límite: todo en él era excesivo, extremo. El dinero, los lujos, su estatura, su estilo de vida, sus provocaciones, las mujeres blancas con que salía… Un hombre al límite que vive coqueteando con la leve línea entre la vida y la muerte. No en vano se enamora de una Barcelona que, también, parecería mecerse al borde de lo sórdido y abyecto. El encanto de la decadencia. Pasará entonces casi tres años en la ciudad condal, donde prueba cada cabaret de El Parallel, boxea, prueba con una agencia de publicidad, pelea con Arthur Cravan (poeta dadaísta, sobrino de Oscar Wilde)… 

…El relato está mediatizado por la presencia de tres mujeres, ninfas, moiras, parcas, cantantes y cabareteras que son la excusa para recordar su pasado, reinventarlo, revivirlo. Pero también las catalizadoras de su presente y las que anuncian su futuro. Con ellas vemos esas luchas que ganó Johnson en el ring y las que perdió, con todas las mujeres de su vida. Así, construimos un retrato subjetivo de Jack, en sus complejidades y contradicciones, en su absoluta imperfección, admirable y detestable… como todos los grandes héroes/antihéroes contemporáneos. “, comenta Duncan. Un montaje coproducido por el Centro Dramático Nacional junto con la Sala Beckett, el Grec 2020 Festival de Barcelona y el Teatre Principal de Palma que se estrenó en octubre del año pasado y que llega al CDN tras su exitoso paso por Barcelona y Mallorca. Del 28 de abril al 23 de mayoTeatro Valle-Inclán | Sala Francisco Nieva. www.cdn.mcu.es