Espacio Abierto, centro del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento, situado en la Quinta de los Molinos, abre de nuevo sus puertas invitando a niños, adolescentes, familias y creadores a encontrarse y disfrutar de la programación preparada para el otoño con una variada selección de talleres y espectáculos de música, teatro, cine, danza, cocina, dibujo, arquitectura, filosofía… Los encargados del pistoletazo de salida en este centro dirigido por Beatriz de Torres serán la agrupación Top of the Class, que ofrecerán un recorrido por la historia de la música, desde mediados del pasado siglo hasta hoy día, a ritmo de clásicos como Space Oddity, de David Bowie; Here comes the Sun, de The Beatles, o Walking on Shunshine, de Katrina and the Waves, entre otros muchos. Un concierto al aire libre el sábado y otro el domingo, para compartir en familia y con un objetivo claro: que el público se sume desde el primer día a esa buena energía, esa fuerza, esas ganas acumuladas. Se ha recuperado toda la programación que tuvo que ser cancelada en marzo, reubicándola en calendario y adaptando al contexto actual los aforos (50% de capacidad en el Auditorio y 50-70% para los talleres, que siempre se han desarrollado con amplitud en las aulas del centro).  El espíritu de Espacio Abierto se mantiene intacto: programación escénica y artística estable, con la infancia y la adolescencia como protagonistas. Vuelven así las propuestas de danza creativa y en familia de Vesna Stegnar, Laura Bañuelos y Eliane Capitoni; los juegos de arquitectura de ARTfabrick, de Sara Sangregorio; del AGROarte de El Bancal; la construcción de cámaras o de un gran laboratorio fotográfico, con EcoCam; el hermanamiento de arte y electrónica de Recreo STEAM, o el delirante y concienzudo aprendizaje del humor gráfico, de la mano de Loreta Lion. Sin olvidar experiencias sensoriales en torno al juego o la cocina, con El Hilo Rojo o Cocinando Cuentos, que meten en harina hasta a los bebés de 1 a 3 años. Vuelve también el clásico que el año pasado ya triunfó en nuestra gran pantalla: el Nosferatu de Murnau, con música compuesta e interpretada en directo por el maestro Jordi Sabatés. Además, en paralelo, Zampanó impartirá un taller en sobre tan peculiar personaje y los trucos del llamado cine silente.

La Rous, uno de los nombres más reconocidos y prestigiosos del teatro para la infancia, representará La casa del abuelo y hará un taller que permitirá al público más pequeño conocer, en primera persona y de tú a tú, el trabajo de Rosa Díaz. Lo mismo sucede con La Sal Teatro, compañía que recala en Espacio Abierto con su espectáculo Sin palabras (se las llevó el aire) y con un taller para peques entre 6 meses y 4 años. Espacio Abierto vuelve a colaborar con el festival Pendientes de un Hilo, esta vez con el espectáculo Piedra a piedra, de Tian Gombau. En diciembre acogerá a Arena en los Bolsillos y su delicadísima Luna, y a Laboratoria y su espectáculo Dentro de los cuentos, que se fraguó mano a mano con los peques y familias que participaron con ellas en los talleres que impartieron el año pasado en el centro. Además de la programación estable que se desarrolla fundamentalmente durante los fines de semana, se mantienen los programas anuales, encabezados por el proyecto de teatro adolescente que desarrolla Cross Border Project con los chavales de Mundo Quinta, y que tendrá en cartel cuatro funciones del espectáculo #Niidea, además de arrancar en octubre la que será su tercera promoción. Se reactivan también la Orquesta de Vientos y Coro de la Fundación Acción Social por la Música, el programa Crecer en la ciudad y sus meriendas temáticas sobre infancia y ciudad, diseñadas por GEA21; y el proceso de creación de la nueva performance de Nacho Bilbao y Almudena Mestre, que, tras el parón y a raíz de lo vivido, han decidido redirigir ese proceso de investigación y experimentación hacia la búsqueda de nuevas fórmulas de abordar la experiencia creativa online. (espacioabiertoqm.com)