El Teatro Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa rinde homenaje al escritor Benito Pérez Galdós con motivo del centenario de su muerte, acogiendo el ciclo “Desembarco Galdós” que ofrece diferentes actividades sobre su vida y su obra. Venezia Teatro propone con la función “Bien está que fuera tu tierra, Galdós”, un viaje desde la salida del escritor de Canarias, su tierra natal, hasta su muerte, encontrándose con distintos personajes con los que coincidió en vida. La función, dirigida por José Gómez Friha, está interpretada por Esther Isla, Macarena Sanz, Alma García, Antonio Fernández y Julio Hidalgo. La dramaturgia es de Alma García, que ha contado con la asesoría de Álvaro Tato. Hablamos con ESTHER ISLA.

-¿De qué temas nos habla “Bien está que fuera tu tierra, Galdós”?

Habla de las diferentes facetas de Galdós. El público puede mirar como por una mirilla quién fue Benito, cómo era como amigo, cómo fue como periodista, como político, como amante. Es un recorrido de ida y vuelta entre pasado y presente porque el momento histórico en el que vivió continúa teniendo mucho que decirnos en la actualidad. Es un acto de memoria más que un homenaje. Un acto de memoria para recordar, para entendernos mejor a nosotros mismos, para hablar de personas que lucharon para hacer de este país un lugar mejor.

– “Todo comienza con una pregunta: ‘¿Cómo repensar a Galdós desde el siglo XXI?’. La respuesta a ello llega con un golpe de suerte: el descubrimiento en los archivos de La Biblioteca Nacional de una autobiografía dramatizada que Galdós jamás dio a conocer…”. ¿Qué más nos puedes comentar de su historia?

Es un golpe de suerte con el que se inicia la ficción en la que aparecen una serie de personajes que formaron parte de la vida de Galdós como Lorca, Valle Inclán, Clarín, la Reina Isabel II, Concepción Arenal, El Liberal, Pardo Bazán, Valle Inclán, entre otros. Estos personajes crean un diálogo directo con los propios miembros de la compañía, que van pensando cómo crear esta dramaturgia. La obra deambula entre entrar y salir de la ficción. Juega con las fronteras que existen entre lo más cercano a la realidad, un plano en el que estarían los miembros de la compañía en un escenario intentando dramatizar las cuartillas de Galdós, y la propia dramatización de estas cuartillas que están llenas de personajes y aventuras, de momentos curiosos de la autobiografía de Galdós.

-Preséntanos a algunos personajes que te encanten

Todos los actores pasamos por diferentes personajes teniendo uno en común: Galdós. Para mí Galdós es un intelectual introvertido con gran corazón, tremenda nobleza y mirada tierna. Es observador, amante de los viajes y de los puros, muy artista en todo, también pintaba y estaba muy comprometido con la verdad y la justicia social. Entre otros, vivo enamorada de Emilia Pardo Bazán, una pionera en su tiempo, intelectual, brillante y luchadora incansable por los derechos de la mujer.

– Según tu opinión, ¿qué puede aportar Galdós a los espectadores actuales?

Esa mirada que tiene Galdós tan empática, porque a veces se nos olvida que la empatía no es una cosa innata sino que es algo que requiere esfuerzo y se entrena. Galdós se pasó toda su vida entrenando la empatía y la generosidad y cuando lees a Galdós te das cuenta de que retrata al ser humano sin juzgarle. Su forma de asomarse al ser humano es desde una mirada tan limpia. Paradójicamente estaba ciego, pero tenía una de las miradas más lúcidas que se ha conocido. Creo que hay mucha ignorancia entre las nuevas generaciones sobre él y sobre su historia. Se debería corregir y que se conociese más. 

– ¿En qué se diferencia Venezia Teatro, la compañía que lleva a escena este montaje? 

Venezia Teatro es como mi hogar, en el que me siento muy cuidada y valorada profesionalmente. Sus procesos de producción son más tranquilos, más meditados, más maduros. Su director, José Gómez Friha, tiene ahora también una visión mucho más gamberra y valiente con la que ha encarado este montaje.  

– ¿En qué van a consistir las actividades que vais a ofrecer en torno a esta obra?

Habrá encuentros con adolescentes y un taller con ellos impartido por Alma García, su autora y actriz de la función, que se titula “¿Cómo leer a Galdós?”. También, mediante el perfil de Instagram @revivegaldos, pretendemos dar a conocer a los chicos que acuden a diferentes institutos su vida y su obra a través de las imágenes, vídeos y comentarios que el escritor irá publicando en su cuenta. 

-¿Qué le puede aportar al público el ir al Teatro?

Es el mejor instrumento para entrenar la empatía y, desde este entrenamiento, evolucionar hacia mejor como sociedad. Hasta el 29 de noviembre. Teatro Fernán Gómez (Sala Jardiel Poncela). www.teatrofernangomez.es