Esta sala, ubicada en el castizo barrio de Carabanchel, cumple 17 años desde su apertura ya que en 2004 Eva Bedmar y Nacho Bonacho abrieron la Tarambana como un espacio multidisciplinar para la expresión de las artes con programación de teatro, danza, teatro infantil, conciertos y exposiciones de pintura y fotografía.
Para Eva Bedmar, “Creemos que el arte es nuestro rollo y tu rollo es nuestro arte. Seguimos apostando por un teatro de calidad, asequible, alternativo, social e inclusivo para que cualquier persona pueda acceder a la cultura. Hacemos Teatro por y para el barrio porque somos una sala de barrio y siempre hemos tenido muy presente a nuestro público a la hora de programar. Pero tenemos un público muy variado, que también viene desde otros barrios. Buscamos ofrecer una programación diversa y de calidad”.

Cero X

-Preséntanos algunos montajes de vuestra sala esta temporada…
Algunas de las propuestas de este mes son las del VI Festival Visibles, un certamen que aboga por la plena inclusión. Entre otras, “Cuentos y otras histerias” y “Si solo fuimos sombra”, de la Cía. La Basal. También habrá obras de la VIII Muestra Surge Madrid como “Jácara para un pícaro” o “Donald” de Musical Impro. Y “Enterrando a Dodot”, una obra que nos adentra en un futuro distópico. Y, como siempre, contamos con las mejores propuestas para el público familiar como “Mis queridos monstruos”, uno de nuestros espectáculos más longevos y carismáticos que lleva 17 años representándose de forma ininterrumpida la noche de Halloween/Difuntos con el humor más terrorífico. Además, este año vamos a estrenar “Emoticolors” en formato grande, con siete intérpretes y la banda de musical de Momo en directo. Un musical inclusivo sobre la tolerancia y la diversidad con el que damos herramientas para gestionar las emociones.

Mis queridos monstruos

«Nuestra programación esta comprometida con la realidad social que nos toca vivir, los espectáculos son integradores, inclusivos…»

Donald

-¿Vais a seguir apostando por el mismo tipo de programación esta nueva temporada?
Somos un centro de creación de proyectos, tanto propios como ajenos. Somos un centro de exhibición de obras contemporáneas, una alternativa de ocio de calidad para las familias, cuidando mucho al público infantil, que son los que luego seguirán siendo espectadores de teatro si se enamoran de esta disciplina en los comienzos. Nuestra programación esta comprometida con la realidad social que nos toca vivir, los espectáculos son integradores, inclusivos… y en eso estamos. Ese es nuestro camino y tratamos de conseguirlo día a día.

Vida
-¿Qué es lo más gratificante de estar al frente de una sala como la vuestra?
Sentir y ver como el público disfruta, se emociona y se divierte. Saber que tienes el privilegio de ver a tantos creadores que pasan por tu sala. También cuando ves a una compañía ensayar, estrenar, y ves esa cara de agotamiento y satisfacción que se te queda después de ese esfuerzo. Cuando ves al público aplaudir, incluso a veces ponerse de pie, a un niño salir emocionado de una función infantil… Cuando ves los universos que se han creado de este espacio tan pequeño. Te enriquece el cuerpo y el alma.
-¿Has sido muy complicado para vosotros mantener vuestra sala abierta la temporada de Pandemia?
Ha sido muy dificil y complicado mantenerse pero confiamos en que la gente se de cuenta que es importante acudir a los teatros ya que siempre han sido los espacios más seguros, y es donde puedes compartir y disfrutar de un ocio de calidad. Hemos aprendido que hay que reinventarse continuamente, que el teatro y la cultura son lo que nos hace mantenernos vivos, con ilusión y que hay que ser mucho más optimistas con respecto al futuro.

-¿Eres de las que piensas que el Teatro es «el enfermo que nunca va a morir»?

El teatro nunca, nunca va a morir, porque es irremplazable e irrepetible, como cada función. El teatro tiene beneficios para nuestra salud que pueden mejorar nuestro bienestar debido en gran parte a la experiencia emocional a la que nos exponemos cuando acudimos a un espectáculo y también nos hace pasar un buen y entretenido rato. Se desarrollan la empatía, la inteligencia, te ayuda a socializar, genera más cultura. Aprendemos, nos divertimos y damos pie a crear.
La cultura es esencial en la vida diaria de cualquier individuo para poder seguir desarrollándose, entender mejor el mundo y mejorar nuestras habilidades sociales. Sala Tarambana. Más información en Programación completa Sala Tarambana – Tarambana Espectáculos