Ocho espectáculos forman la segunda edición de este festival organizado por la Comunidad de Madrid. Contará con tres estrenos absolutos y un estreno en la capital.

Es un festival dirigido por Paloma Concejero, que comenta que  «es un flamenco no ajeno a los nuevos caminos, donde la electricidad llegará desde guitarras y amplificadores, pero también desde zapateados, falsetas, giros y poemas. Es una propuesta con orgullo de extrarradio porque Vallecas es uno de los distritos madrileños más castizos. Santo y seña de muchos de estos artistas que tienen aquí su residencia o la tuvieron hace tiempo».  

Fotografía de Aurora Losada

La cantaora madrileña Aurora Losada inaugura el festival el viernes 19 con el estreno absoluto de Diferente, alusión a un nuevo sonido buscado por la artista y al título de su sexto álbum, que empezó a dar a conocer a 2019, y que contiene la esencia de un cante renovado en melodías con un aire actual. El sábado 20, el cantaor madrileño Paco del Pozo selecciona en Una copla por recuerdo un ramillete de cantes flamencos (milongas, soleares, bulerías, tientos, fandangos) escritos por autores de coplas fundamentales en la historia española, como León, Quintero y Quiroga. El fin de semana siguiente Miradas Flamenkas ha programado un doble programa «histórico».

Fotografía de la banda Gualdalquivir

El viernes 26 recuerda aquel vigoroso movimiento del rock andaluz de los años 70 con la presencia de uno de sus grupos más destacados, Guadalquivir. En Guadalquivir 40 aniversario, la banda sevillana actualiza las canciones que formaron parte de su primer disco, cuatro décadas después de su lanzamiento. A otro de los históricos de aquella época, el rumbero Manuel Malou, le dedica el concierto del sábado 27 con 100% Rumba, una reivindicación de una música que el propio cantante considera «el auténtico pop» español. A su herencia, la que le enseñaron los «grandes maestros», y a su «esencia» remite en este concierto de Miradas Flamenkas. El segundo estreno absoluto del festival lo protagoniza el viernes 3 de diciembre la cantaora sevillana Esperanza Fernández, que lleva la esencia de su disco Oh vida, presentado en Sevilla en 2016, al espectáculo Memorias de Beny Moré y Manolo Caracol, en el que la artista se rodea de una formación diferente a la de aquella grabación. En este concierto, Fernández lleva a cabo una reinterpretación de temas cubanos y flamencos del cantante y compositor de Cuba Beny Moré y del cantaor sevillano Manolo Caracol.

El músico y cantante cordobés Lin Cortés aporta el sábado 4 de diciembre el tercero de los estrenos absolutos. Romancero invoca el Romancero gitano de Federico García Lorca, reivindicador de lo gitano y transgresor, y a esta forma poética narrativa, original del siglo XV y de arraigo oral, con un concierto en el que flamenco y rock parecen una misma cosa. 

El festival madrileño concluye con dos espectáculos de danza: El bailaor barcelonés Jesús Carmona estrena en Madrid Baile de bestias y Malucos Danza presenta Lady Mambo. Carmona muestra el viernes 10 una propuesta intimista en Baile de bestias con una estética vanguardista y diversas músicas y estilos de danzas con los que imagina un viaje por el mundo onírico, en el que un personaje desafía a sus bestias interiores a bailar. También Malucos Danza envuelve Lady Mambo (sábado, 11) en varias músicas (danzón, electrónico, metal, flamenco) y en poemas recitados en directo para expresar los pensamientos, a través del baile, a sus tres personajes. Del 19 de noviembre al 11 de diciembre. Centro Cultural Pilar Miró. Más información en MiraDas FlamenKas | Comunidad de Madrid