Tras dos años de ausencia, vuelve este famoso Festival de Teatro Clásico. La compañía Atakama, con Francisco Palomino al frente, es la encargada este año de la organización de la 35 del Festival de Teatro Clásico que volverá a llenar las calles de la bonita localidad cacereña de buen Teatro y de Cultura.

-¿Qué nos puedes desvelar sobre las cuatro obras que se representarán este año en la Galería del Conventual de San Benito?

El Festival lo encabezan cuatro obras principales: El 5 de Agosto se podrá disfrutar de “Todas hieren y una mata”, de Ay Teatro. Es una obra incompleta del siglo XVII que viaja hasta la actualidad para conocer su desenlace. Un clásico adaptado a nuestro tiempo. En todo ese recorrido nos habla del paso del tiempo, los recovecos del amor o el precio de la conquista de la libertad de la mujer. En resumen, una comedia pura del siglo XVII pero en el siglo XXI.

«Es emocionante celebrar este año el Festival porque significa lograr realizar una edición que se estaba resistiendo y esto ya es un triunfo de la cultura y del teatro…»

El viernes 6 de Agosto tendremos “NISE. Tragedia de Inés de Castro”, de Nao d’Amores. Es una tragedia renacentista dirigida por Ana Zamora. Es una de las leyendas más conocidas de la tradición hispanolusa. Una historia con un terrible desenlace y que nos muestra la visión de un mal gobierno.

Y de una auténtica tragedia pasamos a una comedia el sábado 7, con “El burgués gentilhombre”, de la compañía Teatro de Papel. Engaños, locuras y obsesiones insanas caracterizan a esta comedia, una de las más conocidas del teatro francés del siglo XVII, que está vigente en nuestro día a día.

Para acabar, el domingo 8 tenemos “Dos tablas y una pasión” de “El Brujo”. Teatro en estado puro. La fuerza, el sentido del misterio, el amor, la pasión o la lujuria desmedida caracterizaron el Siglo de Oro en todas sus vertientes y todo ello, nos sigue sirviendo de inspiración a día de hoy.

-¿Qué otros montajes de artes escénicas se van a representar?

Paralelamente, tenemos otros cuatro montajes en el nuevo espacio escénico que vamos a crear en la Plaza de La Corredera.  Uno de ellos es una producción de Atakama, tituladaSegismundo encadenado”, un monólogo que habla de encierros tanto físicos como mentales.

Además, habrá una obra de la compañía Luciérnaga, en colaboración con la ONCE, que se titula “Diablos, brujas y granujas”, que muestra las miserias humanas de la sociedad de una época que podría ser perfectamente la actual.

Completan la programación «Agustín Almorchón y Metacarpio», de Francis Lucas y «El último reto» de La Escalera de Tijera. Todos estos montajes se representarán a la 1 de la madrugada.

«El principal objetivo es lograr recuperar el público después de dos años de espera para poder celebrar esta 35 edición. Estamos volcados en ello…»

 

-En el Festival son muy importantes las actividades paralelas, ¿qué nos puedes comentar sobre esta iniciativa?

Efectivamente la parte de actividades paralelas es fundamental para completar y complementar el Festival. Empezamos bien temprano, desde las 10:30 de la mañana con un taller infantil que se desarrolla durante los cuatros días del Festival, enfocado a conocerlo y a participar el último día en el pasacalle de clausura.

A lo largo de los días se van sucediendo otras actividades como exposiciones, conferencias, un mercado artesanal, animaciones y pasacalles y teatro en espacios alternativos como la piscina.

 

-Preséntanos los pasacalles que van a estar presentes en el Festival…

Todos los días a las 20:00 horas haremos un pasacalle. Cada día será diferente. Todos ellos irán acompañados de música y animación, intentando sorprender con los distintos personajes que cada día van a recorrer las calles. Nos acompañarán las compañías Z Teatro, Santuka de Fuego, Tupá Percusión Teatral y La Tabarra.

Destaco el del último día, “El loco siglo de oro”, en el que el público infantil es el protagonista. En este pasacalles se muestra el trabajo desarrollado en el taller y, además, este año va a ir acompañado de una “loca banda” de música y personajes que irán interactuando con el público y con los participantes. Al terminar celebraremos la Investidura del Maestre, por lo que suele ser uno de los pasacalles más concurridos.

-¿Por qué hay que ir a este Festival y así conocer la localidad de Alcántara?

El teatro es una excusa perfecta para hacer una escapada a Alcántara. Por poder ver distintas obras de teatro en un espacio tan espectacular como el Conventual de San Benito ya merece la pena el viaje. Además, Alcántara nos ofrece también un monumento único como es el Puente Romano y un excelente barrio judío con su sinagoga y sus callejuelas, palacios y un entorno donde poder hacer múltiples actividades, muchas de ellas fluviales, lo que para el verano no nos viene nada mal.

-¿Qué crees que le vas a aportar al Festival este año como nuevo Director?

El principal objetivo es lograr recuperar el público después de dos años de espera para poder celebrar esta 35 edición. Estamos volcados en ello.

Por otro lado, reforzar las actividades paralelas es un reto con el que estoy muy comprometido. Como los montajes teatrales de madrugada que contarán con un espacio escénico propio, en la plaza de La Corredera, con un graderío que permita su mejor visión y dotarlos de la importancia que tienen. Además, hemos firmado un convenio con la ONCE para que uno de sus grupos pueda estar presente y actuar dentro del Festival en La Corredera. Espero lograr una edición fluida, tranquila y de la que al final todo el equipo nos sintamos satisfechos.

-¿Por qué es emocionante poder celebrar este Festival este año, después de que se haya cancelado dos años?

Para nosotros es emocionante porque significa lograr realizar una edición que se estaba resistiendo y esto ya es un triunfo. Y también es un triunfo de la cultura y del teatro frente a un año muy duro. Es volver a disfrutar de los espectáculos, de la vuelta de las noches de teatro en Alcántara. 

Del 5 al 8 de Agosto. Alcántara (Cáceres). Más información en https://festivaldealcantara.com