Isidro Romero es programador y gerente de la sala Azarte y el codirector (junto a Paco Rodríguez) de esta exitosa comedia que se está representando en su décima temporada.

-En la presentación de esta obra se explica que “Clímax es una divertidísima comedia de personas que se ayudan unas a otras para ser un poquito más felices…” 

No podría estar más de acuerdo con ella, porque «Clímax» es una cadena de favores de personajes de lo más variopinto que llegan al punto máximo de su conflicto y cuando ya parece que el problema no va a tener solución hay alguien ahí para decirles que, efectivamente no va a tener solución, pero que hay otras maneras de llevarlo y canalizarlo, hasta que llega un momento en el que ni te acuerdas del problema. Como dicen en aquella película “al final todo acabará bien, y si no acaba bien es que no es el final”.

-Preséntanos brevemente a los personajes, ¿Cómo los describirías?
A todos ellos me gustaría tenerlos como amigos, algunos están muy loquitos o tienen mucha rabia contenida por cómo les ha tratado la vida, pero todos son buenas personas, que es lo más importante, y tienen unas ganas de vivir y de comerse el mundo tremendas, que es lo que hace que les gusten tanto al público. Por supuesto son muy graciosos, cuanto peor les van las cosas, más graciosos son. A esos personajes les dan vida en el escenario en la actualidad David Carrillo, David Novas, María Ordoñez, María González, Estefanía Rocamora y David Trabucchelli.

-¿Crees que el éxito de esta función reside en que los espectadores empatizan mucho con los personajes o hay otros motivos?
Creo que el éxito se debe principalmente al texto de Alejandro Melero, ya que ha funcionado igual de bien en Argentina, Perú, Brasil y Panamá. Pero si a eso le sumas unos actores maravillosos, una puesta en escena muy dinámica y una música que te invita a bailar, todo hace que público se lo pase tan bien que quiera volver a verla. Paco Rodríguez, que es un gran dramaturgo y director, siempre aporta un toque muy personal a todo lo que hace y, sin duda,es clave en el éxito de Clímax.

-¿Habéis cambiado escenas o partes del texto desde que lo estrenastéis en la sala Azarte?

Al llegar al teatro Alfil estrenamos una nueva pieza que, con el tiempo, se ha convertido en una de las favoritas del público. Es esa en la que una mujer se va a dar un masaje con el hombre que le ha robado a su marido. Y hace unos meses hemos incorporado “Dímelo al oído” con David Carrillo y David Trabuchelli, que lo hacen maravillosamente.

-¿Qué tal te sientes al ser considerado, junto a Alejandro Melero y a Paco Rodríguez, como “los de Clímax”?
Me encanta, no me imagino el día en el que ya no sea “uno de Clímax”, aunque en el fondo siempre lo seremos, por muy mayores que seamos. Alejandro es mi persona favorita y Paco es mi mejor amigo. En el fondo «Clímax» nos unió a los tres, y eso siempre va a perdurar. 

-¿Cuándo decidisteis llevar a escena esta obra, ¿os imaginastéis en algún momento que iba a estar tantas temporadas en cartelera?

Mientras preparábamos nuestra primera obra juntos, “Una vida perfecta”, Alejandro nos habló de unos textos que había escrito y permanecían guardados en un cajón. Paco Rodríguez y yo los leímos y nos encantaron. Personalmente me obsesioné con esas historias que me parecían divertidísimas, de hecho todo el equipo (actores, técnicos…) hablábamos en nuestro día a día con frases de la obra. Y de eso ya han pasado casi 10 años. Es una locura. Después llegaron las versiones internacionales y las giras. Es muy bonito lo que está pasando con Clímax. Es algo muy especial que, sin duda, nunca olvidaré.

Teatro Alfil. Más información en Obras de teatro en Madrid | cartelera comedia | Teatro Alfil