El FIT de Cádiz recupera este año la presencia de compañías de Portugal y de Latinoamérica. Habrá 28 espectáculos con 45 representaciones, tres instalaciones, dos proyecciones documentales en trece espacios de la ciudad, seis talleres, una clase magistral, laboratorios, encuentros con el público, residencias… Isla Aguilar y Miguel Oyarzun vuelven a ser los directores este año. Hablamos con ellos.

«El FIT reivindica lo colectivo desde la participación y la colaboración de voces diferentes y quiere acercarse a la ciudadanía a través de procesos creativos participativos…»

¿Cuáles son las principales bases o líneas sobre las que se asienta la selección de espectáculos del FIT de este año?

El FIT propone distintas miradas a las problemáticas y deseos del mundo contemporáneo. En esta edición sobrevuelan la teoría de los cuidados y de no dejar a nadie atrás, del respeto por la diferencia, por el territorio y por el planeta en el que vivimos. Sin duda, el FIT quiere tener una especial escucha a las problemáticas de género y al proceso de empoderamiento femenino que está poniendo en cuestión y transformando nuestra sociedad. En este sentido la mujer se constituye como eje vertebrador de una programación con un enfoque ecofeminista y decolonial que cuestiona el patriarcado y los modelos extractivistas surgidos con los colonialismos históricos, el capitalismo y las políticas neoliberales… Es una programación que acoge experiencias distintas que muestran la complejidad y diversidad de las realidades iberoamericanas, desde la desigualdad, las fronteras, la migración, la violencia, pero también acoge esos cantos a la vida, la vitalidad, la alegría, la belleza y la esperanza. El FIT reivindica lo colectivo desde la participación y la colaboración de voces diferentes y quiere acercarse a la ciudadanía a través de procesos creativos participativos, como los liderados por Mucha muchacha, que, además de presentar su pieza homónima, llevarán a cabo una acción llena de vitalidad con la colaboración de mujeres gaditanas en su ‘Fiesta Otoñal’ que presentarán al atardecer en La Caleta. O las chilenas del Colectivo LASTESIS, que se hicieron virales con su acción El violador eres tú, replicada en más de 50 países. Pondrán en escena su pieza RESISTENCIA o la reivindicación de un derecho colectivo’ con la participación de 80 mujeres o disidentes LGTBQIA+ del territorio. También La Agencia El Solar – Detectives de Objetos, con Shaday Larios, Jomi Oligor y Xavi Bobés, que tras un laboratorio creativo con los vecinos de la ciudad de Cádiz, presenta en formato de teatro de objetos otra producción del FIT ‘Los mapas vivos’ para hablar de la gentrificación; mientras que el argentino Mariano Pensotti desarrolla su ‘A veces creo que te veo’ que da visibilidad a personas anónimas en espacios abiertos, con la colaboración de escritoras y escritores de Cádiz.

En resumen, hemos confeccionado una programación ecléctica reflejo de un mundo diverso que reúne propuestas a caballo entre la realidad y la auto-ficción (Fuck me de Marina Otero, Las Impostoras de Marina Hausdorf Andrade, Los Remedios de Exlímite…), el teatro documental (La Despedida de Mapa Teatro, el díptico de SHOCK de Andrés Lima…), el teatro de objetos con El Solar, la danza (Carta de Mónica Calle, Luz Arcas, Mucha Muchacha, Eduardo Guerrero…), la performance (‘¿Es el fin o es el principio?’ de la boliviana María Galindo o LASTESIS), circo (Compañía de circo eia y Animal Religion)… Como festival público tenemos la obligación de dirigirnos a públicos diversos y paladares de todas las edades.

– Este año volvéis a tener presencia de compañías de Portugal y de Latinoamerica. Háblanos de algunas de esas compañías y de sus obras…

Inauguramos esta edición del FIT con Carta, la primera obra que la portuguesa Mónica Calle presenta en España y que inaugura también una colaboración con la dirección General de Artes de Portugal. Es una creación que reúne a treinta mujeres que se juntan para interpretar y poner en escena fragmentos de la séptima sinfonía de Beethoven. Cabe resaltar también una importante representación uruguaya con la presencia de tres de los grandes artistas que muestran la riqueza de la producción de este país: Marianella Morena presenta el estreno absoluto de ‘Fuenteovejuna. Historia del maltrato’, una revisión contemporánea del clásico de Lope ambientada en un supermercado hoy para hablar del maltrato soterrado en el ámbito laboral. El dramaturgo Gabriel Calderón presenta ‘Ana contra la muerte’ una obra que, a través de una intensa y desgarradora actuación por parte de tres grandes actrices, presenta el recorrido de una madre que hace lo imposible para salvar la vida de su hijo. El propio Calderón colabora también con su compatriota Tamara Cubas en ‘Esculpir el silencio’, la instalación que podrá verse durante todo el festival, dedicada a dar voz y construir el relato de las mujeres migrantes.

Además, los colombianos Mapa Teatro, una de las agrupaciones teatrales más importantes de Sudamérica, nos traen ‘La Despedida’ que reflexiona sobre la violencia y la fiesta a partir del desmantelamiento de las FARC. Es la primera vez que presentan este trabajo en España. Presentamos el estreno en España de ‘Fuck me’ de la argentina Marina Otero. O también, en complicidad con el Festival de Otoño de Madrid y con el Lope de Vega de Sevilla presentamos “Tú amarás” de la compañía chilena Bonobo, que proponen una ficción en la que los extraterrestres ya han llegado a la Tierra.

Ver las imágenes de origen

-Preséntanos algún otro estreno de este año en el Festival… 

Hay varios estrenos en España como ¿Es el fin, o es el principio? de María Galindo, La despedida de Mapa Teatro, Fuck Me de Marina Otero, o Las Impostoras de Mariana Hausdorf Andrade. Además, también hay varias producciones o coproducciones de trabajos que se estrenan aquí, como ‘Los mapas vivos’ en colaboración con la Casa de Iberoamérica de Cádiz o ‘Fuenteovejuna. Historia del maltrato’ de Marianella Morena, una coproducción del FIT con el Teatro de la Abadía de Madrid, el Teatro Calderón de Valladolid y el Centro Dramático Galego. Además, con el gaditano Eduardo Guerrero producimos un nuevo espectáculo site-specific para el FIT de la serie ‘QUALITÄTSKONTROLLE’ en los depósitos de Tabacalera.

«Queremos preguntarnos cómo hay que continuar, resistir y superar las dificultades, pero también cómo volver a reencontrarnos con alegría y placer, sin miedo al otro…»

Ver las imágenes de origen

– ¿Qué espacio ocuparán las compañías andaluzas en el Festival?

Además de Eduardo Guerrero, en las tablas del Teatro Falla volveremos a ver a La Zaranda que presentan ‘La Batalla de los ausentes’. Además, estará “Toná” de la coreógrafa malagueña Luz Arcas y la autoficción de ‘Los Remedios’ que presenta la Compañía Exlímite.

-¿Cómo habéis buscado Miguel Oyarzun y tú las propuestas idóneas para esta edición del Festival?

Aunque desafortunadamente el pasado año no pudimos viajar más allá de Portugal, hemos visto todo el teatro que hemos podido en la Península. Además, a la distancia estamos realizando un importante mapeo y trabajo de investigación hablando mucho con artistas y a través de una red de colaboradores.

-Creo que una de vuestras metas es hablar y reflexionar sobre el momento de transición social en el que nos encontramos con esta Pandemia…

El FIT quiere ser consciente del momento que atravesamos, de las fisuras de un mundo en crisis, pero también de las oportunidades que se nos abren. Replantearnos el mundo, las formas de vida y los modelos, preguntarnos cómo hay que continuar, resistir y superar las dificultades, pero también cómo volver a reencontrarnos con alegría y placer, sin miedo al otro.

– ¿En qué consistirán las iniciativas formativas, pedagógicas y de debate que habrá este año?

Andrés Lima impartirá una Clase Magistral dividida en dos partes: una primera parte más teórica en la explica el proceso creativo, de documentación e investigación dramatúrgica desarrollados para su trabajo Shock y una parte práctica sobre la interpretación actoral destinada sólo para profesionales.

Habrá seis talleres para profesionales y no profesionales de todas las edades. A los ya mencionados de Mucha muchacha y del Colectivo chileno LASTESIS, se suman Marianella Morena que imparte el taller “Hablar, hay que Hablar”, Damián Cervantes, el director de la compañía mexicana Vaca 35, que presenta en el Festival la obra Lo único que necesita una gran actriz es una gran obra y las ganas de triunfar y ofrece un laboratorio teatral como un espacio de encuentro entre miembros de su compañía y creadores locales. La Compañía Bonobo, que presenta en este FIT la obra Tú amarás, ofrece un taller práctico de Improvisación y autoría: metodología de creación de la compañía. Por último, Colectivo Terrón, que presenta en este FIT la obra Tierra efímera, ofrece un taller para niñas y niños y sus mayores, sobre sus técnicas de trabajo con tierra y barro. También habrá funciones escolares con encuentros posteriores de Fuenteovejuna, historia de un maltrato y de Las impostoras. Este año continuamos con los encuentros con el público, las charlas y conversaciones transoceánicas de Trans-atlántica.

Por último, este año ponemos en marcha un prototipo de formación “Perceptómetros” para 10 profesores de 2º y 3º de primaria para desarrollar herramientas artísticas y pedagógicas aplicadas a las artes escénicas.

-¿Por qué hay que ir a este Festival y así conocer la ciudad de Cádiz?

La ciudad es bellísima, un escenario único. Este año el FIT se expande por trece espacios de la ciudad: Teatro Falla, el Teatro de la Tía Norica, La Central Lechera, el Baluarte de la Candelaria, y además la playa de la Caleta, el Parque Genovés, la Plaza de San Antonio, la Plaza de San Juan de Dios o el Centro de la Mercé y el Centro Municipal de Artes Escénicas Arbolí. El ECCO será de nuevo la sede central del festival y acogerá instalaciones, charlas, funcionando como casa y punto de encuentro. Además, este año, volvemos a los Depósitos de Tabacalera utilizados por vez primera por el FIT el año pasado e incorporamos las Bóvedas de la Casa del Niño Jesús. Cádiz es una ciudad que invita a pensar en ese cruce espacio-temporal a nivel geográfico, histórico, cultural y metafórico. El FIT de Cádiz nació con la vocación de ser punto de encuentro y como tal tiene la oportunidad de resignificarse en el contexto actual, a ambos lados del Atlántico, como mediador entre realidades y diversidades culturales tan complejas y dispares como las que se aglutinan bajo el término de Iberoamérica. Es un festival que se sustenta en una identidad Iberoamericana, pero, también, ha de situarse como puente natural, único, de ida y vuelta entre América Latina, Europa, el Mediterráneo y África. Del 15 al 31 de Octubre. FIT de Cádiz – Festival Iberoamericano de Teatro (fitdecadiz.org)