Dirigida por Luis Luque, se estrena esta versión escrita por Paco Bezerra de la famosa obra de Jean Genet en una coproducción de Pentación Espectáculos y el Teatro Español. La obra nos narra que las hermanas Claire y Solange son las criadas de una Señora de la alta burguesía francesa. Todas las noches inician una ceremonia perversa, un ritual donde la realidad y la ficción se mezclan en un peligroso juego de cambio de identidades. Claire es la Señora y Solange es Claire. Solange es la Señora y Claire es Solange. Las hermanas alternan los papeles constantemente, ninguna existe por sí sola porque son dos rostros de un mismo personaje. La Señora representa para ellas la cima de la pirámide, la luz donde se refleja el deseo de ser otra. Claire y Solange son interpretadas por Ana Torrent y Alicia Borrachero, respectivamente. A la Señora le da vida el actor JORGE CALVO. Con él hablamos.

-Si tuvieras que presentarles a los espectadores esta versión de Paco Bezerra de “Las criadas”, ¿cómo lo harías?

Creo que Paco Bezerra se ha puesto totalmente en la piel de Jean Genet y ha hecho una traducción y una versión que complementan y enriquecen a la original. Es un espejo donde mirarnos desde hoy y de forma atemporal.

-¿Cómo describirías la personalidad de La señora, tu personaje?

La Señora es una mujer clasista, caprichosa, enamoradiza, profundamente sola y con la soberbia propia que el poder da muchas veces.

https://aescenarevista.com/wp-content/uploads/2020/10/las-criadas.jpg

-Esta función nos habla sobre el dolor y sobre facetas del ser humano como los odios, los desprecios…

Y habla de un eterno desequilibrio que crece a la vez que nosotros mismos. Hay mucha locura en este texto.

-¿Qué tipo de relación mantiene con los otros dos personajes, las dos criadas?

Es una relación familiar y totalmente pervertida en sus emociones. Las tres son un espejo de sí mismas.

-¿Qué frases identifican a tu personaje?

Hay muchas, muy brillantes y llenas de significado. Por ejemplo: “En el fondo tu hermana y tú sois como mis hijas, las dos hijas que nunca tuve. Y lo sois porque a vuestro lado la vida se me hace menos triste y mucho más sencilla”. Pero ella es capaz de pasar de esa frase tan tierna y emotiva a la soberbia más absoluta.

– ¿Qué sentimientos y emociones tienes al poder llevar a un escenario de teatro a este personaje, tan difícil como deseado?

Es muy emocionante y muy mágico. Un regalo del destino o algo que proyecté en mi adolescencia cuando vi la versión que produjo Nuria Espert y que me impulsó a dedicarme a esta profesión.

-Dicen que ésta es una versión “arriesgada”, ¿estás de acuerdo?

Es arriesgada la propuesta de Luis Luque, lo es. Pero es que si no hay riesgo no merece la pena montarla. Hay que verla y dejarse llevar por lo que te provoca. Luque se ha centrado en que los tres actores potenciemos el carácter de los personajes que son una montaña rusa. Y Jean Genet está muy presente en esta versión. 

“No se puede vivir sin ir al Teatro porque…

…el teatro nos ayuda a salir de nuestro universo y conocer muchos otros. A mí me salvó la vida. Del 9 de octubre al 8 de noviembre. Naves del Español en Matadero. www.teatroespanol.es