El actor es uno de los protagonistas de esta versión de una de las obras más delirantes de Darío Fo y Franca Rame. Ha sido versionada y dirigida por Santiago Sánchez, de L’ Om Imprebís.

-La obra nos habla del intento de secuestro de una alta personalidad de la sociedad española y de que la confusión de la cara de éste con la de uno de sus empleados genera todo tipo de malentendidos y situaciones… ¿qué más le podemos contar al público sobre la historia de esta función?

En el escenario podemos ver un retrato de ciertos personajes y de ciertos aspectos de la sociedad española pero narrado de una forma muy circense, de los hermanos Marx. La obra es muy divertida y cuando se acaba una sorpresa y parece que se ha tranquilizado la historia, viene otra sorpresa más gorda. Reflexiona sobre el Poder, la Economía, la Iglesia, la Sanidad, el sistema democrático. Pero “Descarados” no es una función para reflexionar o para pensar, sino para dejarse llevar por la diversión y por lo que ocurre en el escenario.

-¿Quiénes son tus personajes?

Por un lado tenemos a un pobre hombre que se ve inmerso en una historia que no le corresponde y que no se esperaba. Y después está el otro que parece el mismo personaje pero no lo es y que podríamos decir que es “un personaje con mucho de e-mérito”. 

-Se ha dicho que esta obra es una sátira. Según tu opinión, ¿Qué tipo de humor hay en el escenario?

Sí, los personajes son satíricos. Están llevados al extremo. El humor de Darío Fo es crítico, con una clave divertida y muy loca, muy llana, muy directa, muy cerca del pueblo, con pocos adornos. La función tiene un humor para todos los públicos. Durante los ensayos nos costaba representar el texto sin partirnos de risa porque las escenas son  muy locas. Es un disfrute.

 

-¿Cuáles son los principales motivos por los que esta comedia es actual?

Darío Fo la escribió para denunciar la corrupción y los poderes fácticos italianos del momento. No ha cambiado mucho el asunto. Con esta obra podemos ser testigos de la realidad y de la sociedad en la que vivimos que es un poco disparatada. Vivimos momentos muy complicados en muchos aspectos. La función nos presenta a toda esta panda de descarados pero no pretende el orden aunque sí nos dice: “Aquí hay que poner orden”. 

-¿Qué destacarías de Santiago Sánchez como Director?

Es un maestro en el Teatro de improvisación, de humor, pero crítico, con un fondo tremendo siempre. Juega mucho con los textos y con los actores. Parece que nos de libertad pero tiene muy claras las directrices a seguir. Hay que dejarse llevar. Te lanzas a la piscina con él y los resultados no podrían ser mejores.

Completan el reparto Lola Moltó, Rafa Alarcón, Carles Montoliu, Marta Chiner, Carles Castillo y Víctor Lucas.

 

-¿Por qué debe ir el público a veros?

La función tiene escenas divertidísimas. Nos enseña que tenemos capacidad para reírnos de nosotros mismos. Es una obra imperdible también porque nos enseña lo que debemos corregir, por donde vamos bien y por donde no.

Es una coproducción de L´Om Imprebís y Olympia Metropolitana (coproductores de la exitosa obra “Por los pelos”). Del 9 de Mayo al 2 de Junio. Teatro Fernán Gómez CCV.