Juan Mayorga dirige este Máster en Creación Teatral de la Universidad Carlos III de Madrid que comenzará en Octubre su octava edición. Se dirige a graduados o licenciados que deseen desarrollar sus capacidades en las artes escénicas.

-En la presentación de este Máster decís que “Está orientado a la creación de la dramaturgia y la puesta en escena de un hecho teatral con una perspectiva poliédrica”…

Es poliédrica al menos en dos sentidos. Por un lado, y basta comprobarlo echando un vistazo al equipo de docentes, se trata de figuras fundamentales en la escena española contemporánea que ejercen distintos trabajos y practican diversos lenguajes escénicos. Por otro lado, cada alumno elige libremente el asunto sobre el que desarrollará su proyecto y el modo en que lo hará. En las muestras de fin de curso encontramos propuestas muy diferentes en fondo y forma que son tratadas con el mismo respeto.

“El horizonte que se propone a los alumnos no es la producción de un texto, sino la construcción de un hecho escénico y esto es la construcción de una experiencia poética en el espacio y en el tiempo”

-¿En qué actividades y talleres participa el/la alumno/a durante el curso?

El Máster se constituye sobre talleres a través de los cuales los alumnos exploran distintos ámbitos de la creación teatral. El Taller de Forma, que yo dirijo y en el que reflexionamos sobre aspectos importantes de la composición del espectáculo, es el espacio en que los alumnos desarrollan sus proyectos, en torno a los cuales se genera una conversación crítica desde la idea inicial de la obra hasta su puesta en escena. Los Talleres de Práctica Escénica son impartidos por profesionales relevantes que, desde su propia experiencia, trabajan con los alumnos en campos muy diversos: escritura, dirección, coreografía, escenografía, iluminación, espacio sonoro, vídeo… El Taller de Análisis, que forma en la crítica desde una perspectiva profesional, se practica sobre espectáculos importantes de la temporada. En el Taller de Teatro y Pensamiento Contemporáneo se invita a filósofos conocedores del arte teatral a plantear preguntas sobre el mismo. Además, los alumnos tienen a lo largo del curso encuentros con profesionales que los acercan a varios asuntos como la distribución de los espectáculos o los derechos de autor. Nuestro objetivo final es que cada alumno desarrolle su propia voz y tenga encuentros con otros alumnos y con artistas relevantes del teatro contemporáneo que resulten decisivos en su camino como creador.

-¿Qué novedades tenéis preparadas para el nuevo curso 2021-2022?

Entre las novedades del nuevo curso hay una que nos da un impulso muy especial: después de un tiempo de itinerancia, a causa de las largas obras que se han venido realizando en el campus de Puerta de Toledo, vamos a poder desarrollar el Máster allí, en mejores condiciones de trabajo para alumnos y docentes.

“No creo que la misión fundamental del teatro sea la narrativa pero estoy entre los que piensan que “la vida sin cuentos no vale nada”…”

-Les comentas a tus alumnos/as que “los espectadores son “a los que se les va a contar la historia y que la misión de una buena historia es hacer que vuelvan al Teatro”…

Tenemos que hacer un teatro en el que se exija la excelencia y que despierte en el espectador el deseo de volver. No el deseo de volver a nuestro teatro, sino el deseo de volver al Teatro. Por lo demás, si bien no creo que la misión fundamental del teatro sea la narrativa, estoy entre los que piensan, como uno de los personajes de “El chico de la última fila”, que “la vida sin cuentos no vale nada”.

Este Máster ha conseguido que algunos de vuestros proyectos realizados hayan tenido recorrido por los escenarios nacionales y en algunos festivales internacionales. ¿Hay alguna novedad al respecto o algún nuevo texto de este último curso que vaya o que pueda tener su recorrido profesional?

Próximamente van estar presentes en distintos escenarios tres espectáculos nacidos en el Máster: “Juego”, de Verónica Espiga, “Hoy es el día”, de Alberto Fonseca, y “Apnea”, de Ana Barceló. Siempre sentimos orgullo y alegría cuando vemos que nuestros alumnos lideran o contribuyen a trabajos escénicos que obtienen reconocimiento. Hablo de creadores como José Gómez Friha, Juan Vinuesa, Andrea Díaz Reboredo, Mercedes Pedroche, Miguel Valentín, Álex Álvarez, Martina Novákova, Juan Dávila, Begoña Caparrós, Nelson Celis, Lucía Trentini, Irene Herrero, Viviana Porras, Laura Derpic, Ana Belén Santiago… y otros a quienes pido perdón por no mencionarlos y que pueden estar ahora presentando su trabajo en un teatro o preparándolo en una sala de ensayos.

-¿Qué cualidades debe tener un/a alumno/a, tenga la edad que tenga, para estudiar este Máster?

De nuestros alumnos esperamos que se vean a sí mismos como posibles líderes de un hecho teatral, que sean capaces de trabajar fuerte en soledad y en compañía y que tengan capacidad de escucha para ejercer la crítica y para recibirla.

“Tenemos que hacer un teatro en el que se exija la excelencia y que despierte en el espectador el deseo de volver. No el deseo de volver a nuestro teatro, sino el deseo de volver al Teatro”

 

-También se dice en la presentación que “el texto es la semilla para dar el salto a otras formas de contar la historia y que se anima a los alumnos a adentrarse en terrenos que no dominan”…

Conviene insistir en que, si bien en el equipo de docentes hay importantes autores, el nuestro no es un Máster en escritura, sino en creación teatral. El horizonte que se propone a los alumnos no es la producción de un texto, sino la construcción de un hecho escénico, esto es, la construcción de una experiencia poética en el espacio y en el tiempo. De ahí que cualquier alumno, sean cuales sean la experiencia de que parta y la vocación a que se oriente, haya de participar en todos los talleres. Pensamos que es muy importante que, por ejemplo, el autor conozca el mundo de la iluminación, o que el director, independientemente del lenguaje escénico que tienda a practicar, explore la danza o la videocreación. Se trata de que el creador amplíe sus recursos y, sobre todo, de que se extienda y ahonde su mirada sobre lo que puede suceder en el escenario. Por otro lado, la convivencia de todos los alumnos en el conjunto de los talleres propicia que el grupo se convierta en compañía y que aparezca naturalmente la cooperación entre los creadores.

“De nuestros alumnos esperamos que se vean a sí mismos como posibles líderes de un hecho teatral, que sean capaces de trabajar fuerte en soledad y en compañía y que tengan capacidad de escucha para ejercer la crítica y para recibirla”

El Máster se impartirá en el curso 2021/22 de manera presencial. ¿Por qué crees que es imprescindible la presencialidad en vuestras clases?

En marzo de 2020, al decretarse el confinamiento, tuvimos que reinventarnos y, gracias a un enorme esfuerzo de docentes y de alumnos, adaptamos el Máster al formato telemático, hasta que, al mejorar la situación, fue posible reanudar las clases presenciales y los alumnos tuvieron ocasión de presentar en escenario sus proyectos. En el curso 20/21, cumpliendo todos los protocolos establecidos por la universidad, hemos podido desarrollar el máster plenamente de forma presencial. Así pretendemos ofrecerlo también en el curso 21/22. El teatro es el arte de la reunión; el arte del encuentro conflictivo entre el actor y el espectador. La no presencialidad le es extraña. No obstante, sabemos que hemos de estar preparados para desarrollar nuestro trabajo en circunstancias imprevistas.

-¿Sigues pensando que el Teatro debería estar en el centro mismo de las actividades escolares de los colegios?

El Teatro no debe ser un adorno marginal en colegios, institutos y universidades, sino hallarse en su mismo centro. El teatro es una escuela de libertad, de responsabilidad y de empatía. Al hacer teatro, el estudiante puede ejercer su derecho a imaginar, además de hacerse consciente como en ningún sitio de que de la calidad de su trabajo depende que otros -sus compañeros- hagan plenamente el suyo. Y puede examinar vidas de personajes que le permitirán comprender mejor a quienes le rodean y a sí mismo. Máster Propio UC3M en Creación Teatral | UC3M