Entrevistamos a Laila Ripoll, la nueva directora artística del Teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa en esta nueva temporada 2020-2021.

– ¿De qué forma crees que te ha ayudado el haber sido productora, creadora y directora de textos de tu compañía Micomicón a la hora de enfrentarte a este nuevo cargo de directora del Fernán Gómez? 

Bueno, el hecho de llevar más de veinte años en la producción, la gestión y la creación ayuda mucho. Yo diría que son una experiencia fundamental y que sin ella no me hubiese atrevido a aceptar este trabajo.

-¿Qué rasgos van a distinguir la nueva temporada teatral de las salas del Fernán Gómez contigo como directora?

La temporada 20/21 va a ser una temporada de emergencia, excepcional por las circunstancias que nos están tocando vivir. No va a ser lo que se pretendía, ya que algunos espectáculos no se podrán estrenar y otros tampoco se podrán exhibir por cuestiones de aforos, protocolos de seguridad, entre otros asuntos. Pero va a ser una programación muy diversa, con mucha presencia de autoría española contemporánea, mucha presencia de la palabra, pero también con espacio para la danza y el circo. Tenemos varios estrenos, dos coproducciones, tres autoras-creadoras que son premio nacional, dos ciclos temáticos, cine, teatro de objetos, familiar… Hay espectáculos de todos los estilos, para todos los públicos y edades. 

– ¿Qué criterio has seguido para programar una función u otra?

Fundamentalmente son obras de autoría española contemporánea, también creaciones originales contemporáneas que revisan los clásicos. Son espectáculos que nos hablan del aquí y ahora, de lo que nos rodea, de lo que nos preocupa, de lo que nos conmueve y emociona. He intentado programar espectáculos que toquen, que nos dejen huella…

Esta temporada se inicia con cuatro estrenos absolutos y contará con una mayor presencia de creadoras. Habrá obras de autores como Denise Despeyroux, Itziar Pascual, Lola Blasco, Irma Correa y Alfonso Plou, entre otros, y obras de creadores como Carmen Werner, Carlos Sarrió o Manolo Alcántara. Estarán presentes compañías como Cambaleo, Una hora menos, Venezia o Teatro en Vilo y actores como Carlos Hipólito, Fernando Cayo, Nuria Gallardo o José Manuel SedaTambién habrá un espacio para la conmemoración del centenario de la muerte de Benito Peréz Galdós a través del ciclo “Galdós”. Durante los meses de octubre y noviembre se realizarán actividades en homenaje al escritor con representaciones teatrales, talleres, cine y conferencias.

-¿Consideras que la gente quiere volver a los Teatros?

El público está ávido de teatro, necesitado de espectáculos en directo. Ahora mismo el problema, más que la asistencia de público, es el dónde lo vamos a meter con la reducción de aforos.

– ¿Por qué crees que es imprescindible ir a ver Teatro en estos tiempos que vivimos?

Por la sensación de comunidad, de sentirse arropado, de la magia que rodea al hecho teatral. Hemos estado tantos meses relacionándonos virtualmente, a través de teclados y pantallas, que siento que nos necesitamos los unos a los otros más que nunca. Necesitamos lo vivo, lo presencial, lo que palpita.

– ¿Hay alguna “asignatura pendiente” o algún género que te gustaría poder programar más en estas salas?

Hay muchos proyectos que me gustaría desarrollar, a ver si los acontecimientos y cómo va evolucionando todo nos lo permiten.

– Como espectadora, ¿qué te motiva para ir a ver una obra de Teatro? ¿Cuál es la última que has visto?

Ahora mismo, por todo lo que hemos hablado antes, me apetece cercanía. Necesito ver latir el pulso de los actores. Han sido tantos meses de ver teatro a través de una pantalla que me apetece todo lo contrario. También he visto cosas excelentes grabadas, pero para mí el teatro en ese formato pierde su esencia, se convierte en otra cosa. La última obra en vivo que vi antes del confinamiento debió de ser “El Rey Lear” de Atalaya y grabada fue precisamente ayer, volví a ver “Cáscaras Vacías” en un taller sobre teatro inclusivo y accesible. www.teatrofernangomez.es