La compañía Teatro del Temple plantea un encuentro imaginado entre los hermanos escritores Antonio (al que da vida Carlos Martín) y Manuel Machado (Félix Martín), cuya relación es exponente de la lucha fraticida entre las dos Españas que tuvo lugar en la Guerra Civil. Carlos Martín es también el director de esta función.

Cuando murió Antonio, pasadas las tres de la tarde del 22 de febrero de 1939 (era Miércoles de Ceniza), en la pequeña localidad costera de Colliure, Manuel estaba en Burgos, inmovilizado por el bando nacional. Puso rumbo a Francia en un coche oficial del régimen franquista, y al llegar se enteró de que también había perdido a su madre, que falleció dos días después del hijo, y de que José, otro hermano que había cruzado la frontera, le retiraba la palabra por sus loas a los vencedores. De regreso a Madrid, sumido en la tristeza y la culpa, Manuel visita la casa familiar. Es el momento y el lugar donde comienza “Los Hermanos Machado”, que recrea una larga conversación imaginada entre ambos, en la que contrastan ideas, comparten recuerdos de niñez y juventud, y confiesan las sensaciones que les produce la creación y el éxito, celos mutuos incluidos. Una familia partida en dos trincheras que, más allá de la fama, ejemplifica la huella de una contienda que enfrentó internamente a todo un país.

Como ya hizo al ficcionar las biografías de Buñuel, Lorca, Dalí, Picasso o de Goya, la compañía aragonesa Teatro del Temple vuelve a fijarse en la obra o en la vida de artistas españoles para definir momentos de nuestra historia. La actriz Alba Gallego, que interpreta a “ellas”, completa el elenco.

Manuel y Antonio eran dos de los seis hijos que tuvieron Ana Ruiz y Antonio Machado Álvarez, un conocido folclorista sevillano. Dos poetas, dos hermanos que mantuvieron una estrecha relación durante décadas y una pasión común por la literatura: Antonio fue el más joven de la Generación del 98, autor de “Campos de Castilla” o “Soledades”, y Manuel, de estilo modernista, destacó como divulgador y renovador del cante hondo. Además, escribieron a cuatro manos dramas y comedias teatrales como “La lola se va a los puertos”. Ambos intelectuales, fueron republicanos, pero Antonio se comprometió con la II República hasta el punto de exiliarse junto con su madre, y Manuel compuso y radió sonetos a favor de Franco y Queipo de Llano. Del 13 de mayo al 6 de junio. Teatro Fernán Gómez (Sala Jardiel Poncela). www.teatrofernangomez.es

TEATRO DEL TEMPLE. Ha producido 48 espectáculos, con los que ha visitado 17 países, y ha obtenido numerosos premios, como el Max al Mejor Espectáculo Revelación por “Picasso Adora la Maar”. Nacido en 1994 y con Carlos Martín, Alfonso Plou y María López Insausti como nombres más visibles, destacan en su repertorio tanto montajes creados en torno a textos universales, como “La Vida es Sueño”, “Luces de Bohemia”, “Don Quijote” o “El Buscón de Quevedo, como obras de dramaturgia propia que revisan la historia de nuestro país, como “Vidas Enterradas”, coproducida con Micomicon, L´Om Imprebis y Teatro Corsario; “Las Guerras Correctas”, una coproducción con el Teatro del Barrio; o “Transición” una coproducción con el Centro Dramático Nacional y las compañías Meridional y L’Om Imprebís.