Hablamos con la directora de este Festival que celebra este año su 46ª Edición.

-Este año volvéis a tener presencia de compañías de fuera de España…

Todavía es un año en tránsito, la verdad, aunque hemos dado algunos pasos trayendo algún montaje internacional. Por ejemplo, es muy importante la cita con Hervé Kouvi, coreógrafo franco-argelino que, con su obra Les Nuit Barbares, nos invita a un viaje onírico a través de un homenaje a la belleza y a los pueblos bárbaros olvidados. También tendremos la visita del gran coreógrafo cubano Carlos Acosta con su compañía joven y su habitual lenguaje coreográfico que tan bien equilibra lo clásico y lo contemporáneo. Y nos alegra la vuelta del Best of BE FESTIVAL, desde Birmingham, con tres propuestas de nuevos lenguajes.

«Innovar, crecer y seguir siendo referencia en la exhibición del mejor teatro sigue siendo nuestro objetivo…»

-Un año más llegarán a Vitoria grandes obras como “Shock 2”, “Mal vivir”, “El hombre almohada”, “Los que hablan”, “El grito”, entre otras.¿Cuáles son los principales criterios de selección que tienes para que una función de artes escénicas pueda estar en el Festival?

La clave está en el equilibrio y que cada trabajo recoja de algún modo lo que son los elementos esenciales que consideramos debe aunar la programación ofertada durante el festival: la mirada a la creación internacional, las grandes producciones nacionales, la presencia de nuevos lenguajes escénicos, la visibilidad de los grandes dramaturgos españoles y vascos, textos, adaptaciones y versiones de reconocida calidad dramática, tanto clásicos como contemporáneos, y la presencia de grandes intérpretes.

-“Una historia de amor”, del director revelación de la escena francesa Alesix Michalik, inaugurará vuestro Festival, ¿qué destacarías de esta función?

La verdad es que cuando leí el texto me encantó. Es mucho más que una historia de amor, es un canto a libertad, a la tolerancia, a la consecución de tus sueños. El reparto es maravilloso, con Félix Gómez, Loreto Mauleón y Almudena Cid entre otros. Alexis Michalik es un artista tan versátil… actor, director, dramaturgo, ha conseguido diez premios Molière. Siendo éste su primer trabajo en España, nos parece un sueño poder estrenarlo en el festival de Vitoria e inaugurar la edición 2021 con su último trabajo. Estamos felices.

-Preséntanos algún otro estreno de este año en el Festival…

Tendremos estrenos de compañías locales, habituales del certamen, como es el caso del último trabajo de Teatro Paraíso Ventanas/Lehioak, dirigido por Jesús Nieto.

Siete trabajos verán también la luz gracias al apoyo de producción del Festival, que tiene una línea de coproducciones y residencias artísticas muy importante, para garantizar el apoyo a la creación escénica local. Como la obra Plató, un site specific que podrá verse en el antiguo depósito de aguas de la ciudad; una pieza lúdica e inmersiva creada por varias compañías alavesas (Proyecto Larrua, Tripak, Parasite Kolektiboa y Sleepwalk Collective); y seis piezas cortas de la convocatoria de creación Off Lokal.

«Nos parece un sueño poder estrenar “Una historia de amor” de Alexis Michaliken en el festival de Vitoria…»

Ver las imágenes de origen

-¿En qué consisten las iniciativas del programa ‘In the Mapping’ y “Off Lokal”?

Off lokal es una convocatoria de ayuda a la creación escénica para artistas locales.  Son piezas originales y muy frescas, concebidas para representarse en espacios no convencionales donde la cercanía es fundamental. Por su parte Haziaraba in the Mapping es el primer Festival Europeo para la pequeña infancia, que realizamos en colaboración con Teatro Paraíso. Acoge cuatro coproducciones europeas pertenecientes al Proyecto de Europa Creativa Mapping destinadas a niñas y niños de entre 1 y 5 años, con lenguajes multidisciplinares.

Desde hace 13 años, venimos ofreciendo esta oferta de programación con Proyecto Bebés, y este año hemos podido sumarnos al proyecto de Teatro Paraíso y crecer ofreciendo esta nueva propuesta.

-¿Qué nuevas actividades paralelas habrá en esta edición?

Recuperamos los encuentros con el público, en el ambigú del teatro. También realizaremos dos talleres: uno de hip-hop y popping para familias de la mano de Héctor Puiddomènech; y un curso sobre la dramaturgia de la imagen, que impartirá Jesús Nieto de Onírica Mecánica. Y también celebraremos el certamen de Radio Teatro “Carlos Pérez Uralde”, que alcanza su VI edición.

-¿Qué les dirías a nuestros lectores para que se acerquen a vuestro Festival y a conocer la ciudad de Vitoria?  

El festival dura ocho semanas, por lo que aquellas personas que estén de visita en la ciudad siempre pueden elegir alguna obra mientras disfrutan de una ciudad de teatro que, además, es una ciudad cómoda, pequeña, sostenible, con un casco medieval maravilloso, y uno de los festivales de teatro más veteranos del país… La verdad es que este festival es uno de los eventos culturales más prestigiosos de la ciudad y un referente en el País Vasco.

-¿Qué crees que has logrado en estos años que llevas al frente del Festival y qué queda por conseguir aún?

Es difícil mantener la esencia de 1975, año de la primera edición, porque la realidad social y cultural no tiene nada que ver. Las programaciones ya no son tan exclusivas, porque muchos teatros y festivales colaboramos en las giras. No obstante, creo que ha sido muy importante mantener la presencia de grandes trabajos internacionales, contar con el calor y el éxito de asistencia de un público fiel y muy implicado. Innovar, crecer y seguir siendo referencia en la exhibición del mejor teatro sigue siendo nuestro objetivo.

-¿Cómo ves el panorama actual de las artes escénicas en el País Vasco?

Creo que el sector de las artes escénicas estaba (la pandemia ha supuesto un duro varapalo) en un momento álgido. Son muchas las nuevas compañías que han surgido y los trabajos que proponen son cada vez de mayor calidad. Los artistas vascos crecen y muestran sus obras más allá de Euskadi. No obstante, echo de menos un marco estable de producción pública que venga a acompañar e impulsar sin presiones de mercado la gran evolución profesional en todos los campos de la creación escénica vasca. Confío que en un futuro cercano y entre todos podamos ir construyendo este “escenario”.

– El año pasado éste fue de los primeros Festivales de artes escénicas que se celebró y con éxito de público asistente. ¿Vuelve a ser muy emocionante este año poderlo llevar a cabo?

Es emocionante esta temporada porque el festival es un evento de referencia, muy esperado por el público y que auna en muy pocas semanas muchas y diversas propuestas de teatro y de danza. Esta edición del 2021 esperamos que sea un poco más normal, porque todos, artistas, público y teatros hemos aprendido a convivir con las normas sanitarias y las restricciones, y sobre todo hemos demostrado que podemos ofrecer buenos trabajos y cultura segura. Nos ilusiona poder seguir emocionando y dar estos pequeños pasos por recuperar el alma de este veterano certamen. Octubre y Noviembre. Vitoria. Más información en Sitio web del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz – El Festival Internacional de Teatro