“YO, MUSSOLINI”. El polifacético actor LEO BASSI presenta esta función provocadora y divertida, concebida por él. Según Bassi, “mezcla el chiste y la provocación fácil con una reflexión profunda sobre la manipulación política, un ejercicio artístico que toca la esencia del Arte bufonesco. Es una obra provocadora y divertida, pensada para generar optimismo y dar al público que sale del Teatro ganas de resistir o mejor: «¡Resistir!» con inteligencia a la intolerancia. Al final, el mejor antídoto contra el fascismo es la risa y el pensamiento positivo. Sin su capacidad de generar miedo, el totalitarismo se queda en nada. Palabra de Bufón…”

“MELONCOLÍA”. Joan Estrader, un tipo extraño. Su planteamiento escénico tiene dos ejes fundamentales: la palabra y la estimulación de algún recoveco del cerebro que te deja entre la sonrisa y la duda, entre la admiración y las ganas de darle una cachetada e inmediatamente después un abrazo. 

“I´M A SURVIVOR”. “Es una pieza documental sobre lo que nos ha ocurrido en este tiempo de confinamiento (enfermedades, miedo, resiliencia, muerte y duelo) y también lleva a escena parte de nuestra historia familiar. Mi madre me acompaña en escena y me ayuda a documentar nuestra historia y nuestro presente. Ella como mujer cuidadora, invisible y resistente, desde siempre, a nuestro lado. I’ m a survivor es una pieza de teatro documental que retrata las preguntas, dudas, ideas, inseguridades y miedos que hemos habitado en estos años y, especialmente, en este tiempo tan extraño”, explica María San Miguel, su autora, protagonista y directora. Hasta el 7 de marzo.

“PUÑOS DE HARINA”. Es una obra que reflexiona sobre el racismo, la homofobia, la violencia y la masculinidad. ¿Qué es la violencia? ¿Qué significa ser hombre? ¿Qué significa comportarse “como un hombre de verdad”?. Siguiendo la estructura de un combate de boxeo, el monólogo enfrenta en diez asaltos dos historias de forma paralela. Por un lado, descubriremos la historia real de Rukeli, el boxeador alemán y gitano que desafió al mismísimo Hitler en la época de la Alemania nazi. El capítulo más oscuro de la historia de Europa contada desde los ojos de un joven que sólo quiso lo que tantos otros: sobrevivir. Por otro lado, conoceremos a Saúl, un gitano homosexual que, en la España rural de los 80, busca su identidad e intenta sobrevivir en el seno de una familia tradicional. De, dirección y con Jesús Torres.

Image

“PETIT KATARSIS. El bosque del movimiento” es una versión para niños y niñas de su ya clásico La Katarsis del Tomatazo. Destinado a los pequeños, a partir de 4 años, Petit Katarsis cuenta una única historia sobre el poder transformador del movimiento, sobre el tomar la iniciativa y cambiar lo que no nos gusta. 

“LA KATARSIS DEL TOMATAZO (¡Tomatiné!)”. Esta emblemática función la llevan a escena cada año los alumnos/as de la Escuela de interpretación de Cristina Rota y está dirigida por María Botto. Es el espectáculo más longevo de la cartelera madrileña, con más de dos décadas de funciones ininterrumpidas. Siempre en constante renovación, ha vuelto con más humor y ¡números nuevos! para celebrar sus 26 años en escena. Es un espectáculo con formato de cabaret, en el que se mezclan los números musicales, la danza y el teatro. Dentro de la sección “¿Aplauso o tomatazo?” cada uno de los números exhibidos es sometido a la valoración del público: si gusta, recibirá los merecidos aplausos; si no gusta, una lluvia de tomates lanzados por los espectadores caerá al escenario. (consultar los horarios y precios de las funciones en la web del Teatro).

Y también estarán los montajes familiares “Hubo”, dentro del Festival Teatralia, y “Concierto para niños a los que les gusta el piano” de Alejandro Pelayowww.lamirador.com