Podrá disfrutarse este mes de estas obras (entre otras):

LYSÍSTRATA. Como explican Las niñas de Cádiz trasladan las guerras entre Esparta y Atenas y su vieja rivalidad “a otra que nos toca más de cerca, para intentar acercarnos al espíritu de Aristófanes: la que sostienen desde hace siglos Cádiz y Sevilla. Pero podríamos haber elegido cualquier otra. Desde pueblos como Tauste y Egea de los Caballeros, a países como Francia y Bélgica, pasando por ciudades como Cartagena y Murcia… El odio al vecino es universal y tan viejo como el Mundo…”.

LOS QUE HABLAN. Malena Alterio y Luis Bermejo protagonizan esta función que pretende reencontrar, borradas todas las pistas, la experiencia del personaje originario del escenario, la experiencia animal del primer hablante. El molde, el maniquí. Presentar ante el espectador seres pre-culturales, siempre frágiles, en la cuerda floja, nunca acabados, antes de conseguir ser alguien. Mostrar al ser humano suspendido, tembloroso. Desposeerlo de esta absurda seguridad que ha obtenido desesperadamente y presenciar gloriosamente sus probaturas, sus honestos fracasos. Darnos el gusto de observar con ternura todo lo que el ser humano ha añadido al alma, por interés del ego. Este es el sacrificio que propone nuestra obra. Hasta el 16.

JORDI ÉVOLE Y ALBERTO SAN JUAN presentan «CELEBRARÉ MI MUERTE». Un médico declarado culpable de homicidio, un jurado formado por miembros del público y una pantalla. Ésta es la puesta en escena de una obra que plantea un debate profundo sobre la eutanasia. Como dice el propio Dr. Hourmann, “si queremos vivir bien, ¿por qué no podemos morir bien?”. Del 23 al 30 de mayo. 

ALAEJOS; POCOS Y LEJOS. Cuatro actores se proponen el reto de traer a escena las historias de juventud de sus abuelos y bisabuelos en un intento de comprender sus vidas, sus miedos y decisiones. Un relato que se enfrenta al olvido y al paso del tiempo para sacar del anonimato estas historias que se pierden en el mar de la Historia.

HOY PUEDE SER MI GRAN NOCHE. Un relato desgarrador de Teatro en Vilo con el que la compañía vuelve a desplegar toda la elocuencia de su poética teatral, la irreverencia, la ternura y el humor para acercarnos a la batalla de una mujer que se pelea entre lo extraordinario y lo ordinario, la hazaña y la derrota, el deber ser y la felicidad verdadera. Hasta el 9 de mayo

NO SOLO DUELEN LOS GOLPES. Monólogo de Paloma Palenciano. 22 de mayo.

LA PSICOSIS DE LAS 4:48. La «necesidad vital» reclama Sarah Kane sin cesar en sus obras: es esta necesidad la que me mueve a interpretar el monólogo. Necesidad de decir estas palabras, necesidad de hablar de estos tiempos convulsos, necesidad de hablar del vacío, de la depresión, de la química de los fármacos, de la religión, de los estándares que nos privan de la libertad, de la impotencia, de la rabia y, sobre todo, del amor. Con Anna Alarcón. Del 12 al 16 de mayo.

MOLINOS ¡A MÍ!. Este espectáculo de Vertebradas Artes Escénicas toma como punto de partida el famoso capítulo de los molinos de viento de la novela de Cervantes. Nos hemos metido en la piel de Don Quijote y Sancho Panza ¿Qué pasaría si un día decidiéramos iniciar un viaje dejando atrás todo lo conocido hasta ahora?.

 

EL PERCUSIONISTA. Un anciano músico instruye a su nieto; a través de la música le transmite sabidurías y filosofías ancestrales. El tiempo transcurre en la aldea con el muchacho inmerso en sus tradiciones. Con Gorsy Edú. Del 20 al 23 de mayo.

EL APELLIDO CONMIGO VA. La actriz, dramaturga y directora peruana Chaska Mori dramatiza un viaje personal que también es el de un país latinoamericano. Del 28 al 30 de mayo. (Consultar horarios y precios de todas las obras en Programación – Teatro del Barrio)