Narra la historia del viaje de la vida a través de la perspectiva del ritmo y el movimiento. El espectáculo explora los diferentes estados de la vida y las emociones que conviven en ella.

El espectáculo se caracteriza por tener una mezcla ecléctica musical y rítmica de todas las partes del mundo, oscilando desde patrones que provienen de las percusiones tradicionales africanas hasta beats electrónicos más contemporáneos. Los artistas usan sus cuerpos como instrumentos, creando ritmos y movimientos hipnotizantes que le dejarán sin aliento.

El latido o pulso es el tema central del espectáculo, representando el ritmo de la vida en sí mismo. Los artistas usan sus propios pulsos como punto departida, construyendo ritmos y movimientos complejos que reflejan las subidas y bajadas del viaje de la vida. Del 2 al 26 de mayo. Teatro EDP Gran Vía.