Ángel Ruiz da vida a Miguel de Molina en esta función por la que consiguió el premio Max 2017 como mejor actor. El actor ha escrito un monólogo en el que, en diálogo abierto con el público, se enfrenta a su pasado, pero desde nuestro presente, trazando un puente entre su mundo y nuestro entorno más cercano, y contando la conmovedora historia del artista. En el espectáculo, además, se escuchan canciones tan populares como «Ojos verdes», «La bien pagá», «Compuesta y sin novio», «El zorongo», «Te lo juro yo», «Triniá» o «Agüita de querer».

Según ha comentado el actor, “no sólo es un homenaje a su figura, es una forma de hacer justicia con él y con todos aquellos que sufrieron las consecuencias del fundamentalismo que se impuso tras la guerra civil española. No es un musical, no es una antología de la copla, es mi visión teatral de un personaje y de una época. Es un espectáculo teatral sobre la vida de un artista que cantaba y por tanto la música forma parte de su historia. Y me sirvo de ella para llevar al público por emociones que solo la música puede conseguir gracias a su capacidad evocadora…”. Una función dirigida por Félix Estaire. Del 27 de noviembre al 19 de diciembre. Teatro Infanta Isabel. www.teatroinfantaisabel.es