“Cinco vidas, cinco deseos de amar, cinco personas incapaces. Mientras tanto se vive, se trabaja, se intenta. Miedo a no ser, miedo a que sepan quién soy. Miedo e incapacidad. La historia de querer y no saber qué hacer. La historia de un intento absurdo. Y subir las escaleras. Y querer vivir cada día a pesar de todo…”. Con estas frases presenta Claudio Tolcachir esta obra que ha escrito y dirigido y en la que Natalia Verbeke es una de sus protagonistas. Con ella hablamos.

-Preséntanos a Sandra Márquez, tu personaje. ¿Cómo la definirías?
Sandra es una mujer muy reservada y no es fácil para ella entablar relaciones con los demás. Es solitaria, impuntual, caótica a veces. Es torpe ante la vulnerabilidad, brusca a veces también.

 

-La compañía explica en la presentación de “Tercer cuerpo” que habla de la soledad, de la necesidad de amor y de la incomprensión, ¿estás de acuerdo?
Estoy absolutamente de acuerdo. Son los tres temas principales de la obra. A partir de ahí, tangencialmente se habla de más asuntos. Pero la función habla de esos tres fundamentalmente.

-¿Qué relación mantiene Sandra con los otros cuatro personajes?
Mónica (Carmen Ruiz) y Héctor (Carlos Blanco) son sus compañeros de trabajo. Y a Sofía (Nuria Herrero) y a Manuel (Gerardo Otero) no los conoce.

-¿En el escenario habrá mucho humor negro? Háblanos sobre el tipo de humor que hay en escena…
Sí. Hay mucho humor negro. Y también hay mucho humor inteligente y humor absurdo a veces…
-¿Cómo está siendo tu experiencia de trabajar con Claudio Tolcachir?
No puedo hablar más que cosas maravillosas de Claudio. ¡Que ser tan sensible!. ¡Que inteligencia y que talento!. Es un director que saca y aprovecha lo mejor de cada actor. Es paciente, cariñoso. Estoy aprendiendo muchísimo con él y me estoy divirtiendo. ¿Que más se pude pedir?…

-¿Qué tienen esta función y este personaje para no poder rechazarlos?
Yo soñaba con trabajar con Tolcachir. Es un director al que admiro muchísimo. Cuando vi su obra “La omisión de la familia Coleman” no podía creer lo que estaba viendo. Pensé que “ese era el tipo de teatro que yo quería hacer”. Fue una revelación para mi. Por eso cuando Ana Jelin (de la productora PTC Teatro) me ofreció ser una de las protagonistas de esta función tenía muy claro que lo haría. Luego leí la función y tuve claro que mi personaje es un regalo para cualquier actriz.

-¿Con qué frase de tu personaje te quedarías?
¡Cállate!. ¡Léete un libro, no sé. Créate un mundo!.
La escenografía y el vestuario son de Almudena Bautista y la Iluminación de Ion Anibal López