NEUS ASENSI y ELISA MATILLA son las dos mujeres protagonistas de la comedia “Asesinos todos” que han coproducido Pentación Espectáculos y Arequipa Producciones. Les ha dirigido Pep Antón Gómez, sobre un texto escrito por él y por el actor y dramaturgo Jordi Sánchez. Carlos Sobera y Ángel Pardo completan el elenco. 

– Preséntanos a tu personaje…

Neus Asensi: Interpreto a Diana, la mujer del personaje de Pepe (Carlos Sobera). Es una buena persona, es sosegada, tranquila y de principios bastante clásicos. Es un personaje con mucho contraste con el de su amiga Loli (Elisa). Trabaja en una biblioteca y, junto a su marido, que es funcionario de Hacienda, tiene una vida acomodada en su tranquilidad y su rutina.. 

Elisa Matilla: Loli es peluquera y una mujer de armas tomar. Su lema es “o pisas o te pisan”. Defiende que todos llevamos una bestia dentro y que es una ley de la naturaleza “sacarla a pasear”. Es generosa con los que quiere y haría todo por defender a los suyos. Loli no soporta a Pepe, el marido de su mejor amiga Diana. Es un terremoto que, primero habla, y luego piensa. Y si hay que matar, se mata. Un regalo de personaje.

– Los protagonistas de “Asesinos todos” ven cómo sus vidas cambian en un sentido que no habían previsto y, en lugar de adaptarse, se rebelan y despiertan a sus respectivas bestias… ¿Qué le  que le ocurre a tu personaje? ¿De qué forma reacciona?
E.M: Ve cómo a su marido, que es comercial, lo están destrozando en la empresa donde trabaja. Es anulado por los jóvenes que llegan a la empresa con su Máster pero sin experiencia (o eso cree ella). Esto afecta gravemente a su matrimonio. Es capaz de meterle fuego a la empresa para que no se salgan con la suya. Es tremenda.

N.A.: Se ve, de repente, superada por una sensación de malestar al que no está habituada al tener que enfrentarse a una situación de ira. También ve que la madre de Pepe tiene dinero y, a la vuelta de unas vacaciones, aparece acompañada por un ruso. Todos piensan que quiere desplumar a la buena señora y que Pepe y Diana se van a quedar sin herencia. 

– La amistad de estos cuatro personajes tiene mucho rencor detrás, ¿estás de acuerdo?.

N.A.: Sí, hay mucho rencor detrás pero también tiene mucho amor detrás. 

– Tiene un ritmo trepidante, ¿por qué crees que se va a sentir “atrapado” el público desde el primer momento con ese ritmo?

E.M.: El público encadena una carcajada con otra. Los diálogos son un puzle perfecto. Engancha la rapidez de pensamiento de los personajes y las situaciones están llevadas al límite. Los personajes tienen urgencia por solucionar sus problemas. Pero es algo real, algo reconocible para todos. El ver en escena las miserias de estos cuatro y ver cómo reaccionan ante los problemas.

– Es una función con grandes dosis de humor negro…

N.A.: Sí, muchas dosis. La verdad es que prometerles a los espectadores risas es poco porque hay mucho más…

E.M.: El texto es brillante. Las situaciones delirantes. Como espectadora soy amante del humor negro, de reírse con mala leche y sin pudor y esta función tiene mucho de ese humor. ¿Quién no ha pensado alguna vez en matar?.

– ¿Qué tiene de especial esta comedia para animar al público a ir a verla?
E.M: Que con la que está cayendo te olvides durante hora y media de lo tuyo para reírte de lo de los otros ya es algo que anima a ir a ver esta obra.

N.A.: La comedia es innovadora, es un texto muy divertido, pasa muy deprisa. La gente se ríe mucho y las escenas van in crescendo. Y ya estamos viendo que el público lo disfruta mucho. 

– ¿Qué destacarías de Pep Antón Gómez como director?
E.M: Pep piensa en comedia, te da detalles desde la dirección y todos los detalles sumados van haciendo grande al personaje. Tiene la ventaja de que como autor ya conoce a los personajes porque  los “ha parido”. Teatro Reina Victoria. www.elteatroreinavictoria.com