NORKA CHIAPUSSO es el director de dFERIA, cita ineludible en el sector de las artes escénicas que tiene lugar cada año en San Sebastián. Una Feria que, además de presentar una potente programación, lleva a cabo muchas actividades paralelas dirigidas a los profesionales del sector como presentaciones, encuentros a la carta o rueda de negocios. Este año presenta una edición que su director describe como  “ambiciosa y de calidad”.

 -¿Por qué es más emocionante y necesario que nunca poder celebrar dFERIA este año?

dFERIA es una apuesta en firme por el arte en vivo que apunta directamente a la esencia de la creación artística. Las decisiones del ahora influirán y determinarán el futuro de las artes. Desde las instituciones públicas debemos perseverar para ayudar a un sector, el nuestro, que se desmorona.

– ¿Cuáles son los cambios más destacables de la 27 ª edición?

dFERIA está adaptada a las circunstancias creadas por la pandemia aunque ni está mediatizada ni secuestrada por las mismas. Con esto quiero decir que hemos sido prudentes y no hemos realizado experimentos de ninguna clase. Se ha reducido la actividad profesional a lo esencial y, en lo referente a la exhibición, no hemos renunciado a diseñar una programación ambiciosa y de calidad.

Como viene siendo habitual en las últimas ediciones, el fin de semana previo al inicio de la edición se celebrará una preferia, que este año arrancará con la obra Una noche sin luna, en la que Juan Diego Botto se sumerge en el universo de Federico García Lorca, y que se representará el 12 de marzo en el Teatro Victoria Eugenia.

Dos días después, en este mismo espacio se podrá ver la versión en euskera del clásico Madre Coraje y sus hijos, de Bertolt Brecht, producida en esta ocasión por el Teatro Arriaga y con una traducción al euskera a cargo de Kepa Errasti.

– ¿Cuántas compañías participarán este año en dFeria? ¿Algún estreno que quieras destacar?

dFERIA contará con 28 compañías que representarán 28 espectáculos (en 41 funciones). El 64% de los espectáculos se estrenará en dFERIA: cinco a nivel mundial (dos espectáculos estrenarán su versión en castellano) y trece en el País Vasco. Por disciplinas, el 50% del programa estará dedicado a la danza, otro 39% al teatro y el 11% restante a otras disciplinas. Presentaremos tres propuestas como estrenos absolutos. Una de ellas será “SEDA” de Alessandro Baricco, dirigida por Juan Carlos Rubio y producida por Clásicos Contemporáneos de Sevilla, GNP Producciones e Hika Teatroa.

-¿Qué destacarías de los montajes para público adulto?

Destacaría cuatro obras: “Madre coraje”, producción del Teatro Arriaga. Firma la adaptación y la dirección de escena María Goiricelaya. “Elektra.25” de Atalaya Teatro. Ricardo Iniesta dirige una versión que posee una fuerte carga emotiva debido a que su leitmotiv esencial (la venganza)ha perdurado a través de los tiempos. “Golfa” de Primera Toma & Crémilo que nos pregunta ¿Qué hay detrás de un insulto?. Es un espectáculo sobre la educación sexual, sobre todo enfocada a la adolescencia, pero en la que se tiene muy en cuenta la intergeneracionalidad y la necesidad de diálogo entre jóvenes y adultos para romper los tabús en torno a la educación sexual. Y “Dreaming Juliet” de Elefante Elegante. Se inspira en “Romeo y Julieta” de William Shakespeare para abordar la cuestión más esencial de la existencia humana: el Amor. Con un lenguaje visual asentado en el teatro de movimiento, en la música interpretada en directo y en la danza, el espectáculo crea una poética universal de la pasión.

-Preséntanos tres o cuatro piezas de danza que vaya a haber en dFERIA…

“Hnnuy Illa…”, de Kukai-Tanttaka, que habla sobre el universo literario de Joseba Sarrionaindia. Expléndida revisión actualizada de un espectáculo que marcó un antes y un después en la trayectoria artística de Kukai hasta llevarle a recibir el Premio Nacional de Danza. “Al desnudo”, de Metamorphosis Dance. Era el año de Iratxe Ansa, flamante Premio Nacional de Danza 2020. El espectáculo es un “desnudo” artístico en el que se pueden leer las pautas del lenguaje coreográfico de Iratxe Ansa e Igor Bakovich. “En la cuerda floja” de Ana Morales, que dirige e interpreta este espectáculo para ponerse a prueba en un mundo donde cada vez es más difícil mantener los equilibrios y no caer en el caos. Y “No pleasure”, de Iker Karrera, sobre la incapacidad de experimentar placer. Reivindicamos la trayectoria del hondarribitarra, entre otras cosas, formado en París, director de la Escuela de Fama, y coreógrafo de “#7fm”, espectáculo con el que dió la vuelta al mundo.

– En más de una ocasión has declarado que dFeria “es un reflejo del teatro comprometido y contemporáneo con calidad, más allá del teatro comercial…”

Es una de las señas de identidad de esta feria. Como el compromiso crítico, lo social, y el reflexionar sobre lo que nos ocurre individual o colectivamente. El teatro comercial tiene otras vías de distribución diferentes y no necesita a dFERIA para realizar sus giras.

 

– El tema elegido para la edición de este año es “El futuro”. ¿Todas las obras de público adulto tienen, de una u otra forma, una relación con este tema?

Todas las obras no. Alguna de ellas, como por ejemplo “La cresta de la ola” (de La Estampida) plantea precisamente cómo las decisiones del presente influyen en nuestro futuro, en ocasiones, sin posibilidad de retorno. O en “Swimming pools” (Sleepwalk Collective) se reflexiona sobre el futuro que dejaremos a las generaciones futuras.

 

-¿Cuáles son los principales criterios de selección que tienes para que una función de artes escénicas pueda estar en dFERIA este año?

Hace unos años negociamos con el sector de las artes escénicas de la Comunidad Autónoma Vasca el tipo de feria que queríamos. Criterios que cumplimos con escrupulosidad. Básicamente es una feria de teatro y de danza, a partes iguales. La mitad, aproximadamente es creación vasca, y la otra mitad la compartimos entre creaciones del resto del estado y creaciones extranjeras. Por lo demás, la feria busca novedades, nuevos lenguajes escénicos, espectáculos hechos por y para jóvenes y mantiene una mirada hacia las últimas corrientes europeas. Todo ello en un marco de contemporaneidad y sin rebajar un ápice los criterios de calidad artística.

– ¿Cómo ves el panorama actual de las artes escénicas en el País Vasco?

El mercado complicado. La creación mejor. La danza goza de buena salud y en teatro hay incorporaciones de jóvenes compañías en el panorama artístico general. Quisiera destacar la influencia positiva de la intervención pública en la creación, dando frutos como “Ama Kuraia” / “Madre coraje”, ya comentado con anterioridad o “Sisiforen paperak” / “Los papeles de Sisifo” sobre el cierre de Egunkaria. Producción de los teatros de las 3 capitales del País Vasco: Teatro Arriaga, Principal de Vitoria y Teatro Victoria Eugenia, junto con el Centro Dramático Nacional (CDN).

-¿Cómo organizareis este año los encuentros y/o los foros entre compañías /productoras y/o programadores y distribuidores?

Este año organizaremos lo esencial: el foro de negocios y el espacio denominado “encuentros a la carta”. Los espacios serán los apropiados y habrá un desarrollo específico de protocolos Covid para éstas y para todas las actividades que se generen durante dFERIA. Del 15 al 18 de marzo. San Sebastián. www.dferia.eus