La actriz Nur Levi es la actual Directora de producción y gestora de este Teatro que apuesta por un teatro social que observe y comprenda la realidad. Un teatro a pie de calle que abre sus puertas para dejar entrar la realidad y que, como explica Nur, eso sirva “para pensar y reflexionar de forma colectiva sobre lo que pasa y lo que nos pasa. Hacemos teatro social que muestre lo que ocurre en la calle, pero también lo latente, lo que está oculto bajo la superficie y no se percibe a simple vista. Nuestro teatro se caracteriza por ofrecer un teatro social. Una sala que brinda espacios para creadores jóvenes y veteranos con actividades culturales y pedagógicas como charlas, debates, proyecciones, conciertos y lecturas, entre otras muchas cosas.”

«Es muy gratificante poder disfrutar y ser plataforma de exhibición para las compañías, así como ser un espacio de aprendizaje para nuestro alumnado»

– Preséntanos algunos montajes que vaya a haber en vuestra sala esta temporada…
Abrimos la temporada con “Las piscinas de la Barceloneta”, escrita y dirigida por Secun de la Rosa, y con “Hasta que el alzheimer me devore”, de Juan Margallo, dirigida por Petra Martínez. En noviembre AlmaViva Teatro vuelve con “Conoces a Arturo Ui”. En diciembre y en enero es el turno de las jóvenes. Se podrá ver “Vulva”, de Irene Herrero Miguel, y “Para ver si así me quieres”, de Marta Albert. En febrero tendremos producciones propias de la casa dirigidas por Cristina Rota: “Los topos” y la vuelta del homenaje poético musical a Alfonsina Storni “Van pasando mujeres”. En marzo Leo Bassi celebrará su septuagésimo cumpleaños en la Sala Mirador. En abril, Sergio Villanueva estrena “Ondas gravitacionales”. Y, en mayo, María San Miguel regresa, aunque en esta ocasión presentará la trilogía “Rescoldos de paz y violencia”. Y todo el año, por supuesto, “La Katarsis del Tomatazo”, “Kaótiko Kabaret Tomato” y “Petit Katarsis” se podrán disfrutar cada fin de semana.

«Mantener la misma línea artística de programación afianza nuestro proyecto y nuestra identidad»

-¿Qué valorais de las compañías para programarlas en vuestro espacio?
El tipo de trabajo que desarrolla la compañía, el proyecto que presenta y su temática. Una vez se ha revisado el material recibido de todas las compañías, y si se ajusta a las líneas artísticas de la casa, se selecciona para su programación. Es importante para nosotros apostar por un proyecto a largo plazo y que pueda tener desarrollo. Mantener la misma línea artística de programación afianza nuestro proyecto y nuestra identidad.

-¿Tenéis previsto estrenar alguna obra?
Estamos preparando para el próximo febrero de 2022 la producción “Los topos” dirigida por Cristina Rota, y reestrenamos el espectáculo música y poesía “Van pasando mujeres” de Alfonsina Storni, dirigido por Cristina Rota, y protagonizado por María Botto, su directora y yo.

-¿Qué es lo más gratificante de estar al frente de una sala como la vuestra?
Después de 27 años en la Sala Mirador estamos muy orgullosos de cómo ha crecido y se ha desarrollado nuestro espacio. Con la experiencia hemos aprendido a tener muy claro qué queremos hacer y cómo queremos hacerlo, aprendiendo también de nuestros errores. Es muy gratificante poder disfrutar y ser plataforma de exhibición para las compañías, así como ser un espacio de aprendizaje para nuestro alumnado. La parte más complicada de una Sala es poder mantenerla. No hay fórmulas que te aseguren qué puede funcionar mejor o no.


-¿Consideras que vuestra sala ha salido reforzada o no después de la pasada temporada de Pandemia? 
Sin duda creemos que ha salido reforzada. Con todas las dificultades que ha supuesto la Pandemia, nos ha brindado la oportunidad de repensar y afianzar las bases de nuestro proyecto cultural y pedagógico, poniendo la mirada en lo que realmente es importante para nosotros.

– ¿Qué has aprendido de esas especiales circunstancias en las que habéis tenido que trabajar y qué, de momento, seguiréis teniendo esta temporada?
Estas situaciones son una llamada de atención. Las prioridades se colocan en su sitio, y la necesidad de pensar, crecer y trabajar en equipo se hace palpable. Tenemos además la suerte de contar con un equipo de trabajo maravilloso.
-¿Por qué deben los espectadores ir a ver Teatro?
Porque el teatro abre nuestra mente a la imaginación y alimenta nuestra alma. ¿Qué más se puede pedir?. Sala Mirador. Más información en Entradas de teatro en Madrid – Teatro Sala Mirador