Fernando Soto ha dirigido y también coprotagoniza esta obra con Llum Barrera e Iñaki Miramón. Hablamos con la actriz. 

-Laura y Jaime llevan veinte años juntos. Una tarde reciben una llamada de Ricardo, el tutor del hijo adolescente de ambos… ¿Qué más les podemos contar a los espectadores sobre la trama de esta función?
Que, a partir de esa llamada y del “pequeño incidente” con su hijo, se descubre un gran problema de pareja del que no eran conscientes hasta que no empiezan a hablar de ello.

«El público se va a plantear cuestiones como «¿Mejor solo que mal acompañado?» o «¿Me conformo con lo que tengo por no estar solo/a?»…»

-¿Qué tipo de mujer es Laura, tu personaje? 
Laura es decidida, responsable y muy comprometida. Intenta actuar de forma coherente con lo que piensa, aunque eso le haga chocar con la forma de ser de Jaime.
-Según vuestro director, esta obra plantea preguntas como ¿Hemos nacido para convivir siempre con otro o para estar solos? Y, cuando queremos estar solos y lo logramos, ¿no empieza a aparecer la necesidad del otro?..,¿Estás de acuerdo?
Ensayando esta función nos surgían muchos temas sobre la pareja, nuestras relaciones y nuestros deseos. A diario teníamos unas charlas intensas sobre nuestro yo individual y el yo que tiene que aprender y renunciar para poder convivir. El público se va a plantear todas esas cosas viendo «Onán». Se planteará cuestiones como «¿Mejor solo que mal acompañado?» o «¿Me conformo con lo que tengo por no estar solo/a?».

«Creo que esta obra habla del amor, del sexo, pero también de sentirse sola o solo, a pesar de vivir en pareja, a pesar de cambiar de pareja, a pesar de probar compañeros distintos de vida»

-¿De qué otros temas habla esta función?
Yo creo que habla del amor, del sexo, pero también de la soledad, de sentirse sola o solo, a pesar de vivir en pareja, a pesar de cambiar de pareja, a pesar de probar compañeros distintos de vida. Nos da miedo la soledad porque la vemos como algo negativo, como que has fracasado. Aunque realmente se podría tomar como un triunfo personal, como una forma de vivir a tu modo, sin renunciar a nada por tu pareja. Hay muchas cosas que desconoces de ti misma hasta que vives sola. Aunque también pasa cuando vives en pareja y en familia. De todo se aprende.

-Nacho Faerna, su autor, comenta que “el problema en una pareja es mezclar amor, confianza, afecto, complicidad y deseo y conseguir que todo funcione siempre al mismo nivel…”, ¿qué opinas al respecto?
Cuando llevas muchos años de convivencia es difícil que se lleve todo con la misma intensidad que al principio, eso es así en todas las parejas. Precisamente la lucha por mantenerla se da cuando realmente merece la pena seguir con alguien, cuando se mantiene el cariño, el amor, el respeto, la complicidad y también, y muy importante, el deseo y el sexo. Si no, la pareja está muerta, son solo compañeros de piso o socios en la educación de los hijos.

-¿Cómo describirías al personaje de Jaime, tu marido, que interpreta Iñaki Miramón?
Jaime es un tipo inteligente, con mucho sentido del humor, siempre brillante en una conversación. El problema es que no se ha dado cuenta de que Laura y él han tomado caminos separados desde hace tiempo y ha descuidado su relación. Y cuando se da cuenta ya es tarde.

-¿Por qué crees que sigue siendo necesario hablar de la convivencia en pareja en un escenario teatral?
Porque es un tema universal que nos interesa y nos ocurre a todos. Vayas a la ciudad que vayas encontrarás una función de este tipo en la cartelera, sea en drama o en comedia. Los temas de pareja dan para mucho.

-¿Qué destacarías de la dirección de Fernando Soto?
Fernando es un director muy comprometido con el texto, muy consciente de lo que quiere contar el autor. No le gusta dejar ningún cabo suelto, ningún matiz por explorar. Es un gusto trabajar con él porque tenemos las mismas obsesiones y la misma coherencia con la historia y con los personajes.

-¿Por qué debería ir el público a ver esta función?
Porque van a pasar un rato estupendo y van a gozar viendo el trabajo de estos dos titanes que tengo de compañeros. Nadie debería perderse nunca ver a Iñaki Miramón y Fernando Soto juntos en un escenario. Tengo la suerte de trabajar con el mejor elenco posible. Y, por supuesto, les va a atrapar esta historia maravillosamente escrita por Nacho Faerna

La Escenografía de la función es de Mónica Boromello, el diseño de iluminación de Ion Aníbal, el diseño sonoro y vídeo de Fernando Soto y Bela Nagy y el Vestuario de Ana Llena. Es una coproducción de Sanra Produce, Cayuga Ficción, LaZona y Elena Martínez. Fotografías dePedro Enrique Gómez Fernández.

Teatro Infanta Isabel. Teatro Infanta Isabel Madrid | Espacio Artístico