Francesco Carril y Fernanda Orazi protagonizan esta versión de la obra de Samuel Beckett escrita y dirigida por Pablo Messiez. Es una coproducción del CDN y Buxman Producciones. Recuperamos la entrevista que le realizamos a PABLO MESSIEZ en Marzo cuando se estrenó esta función.
* Winnie es una señora de mediana edad que aparece semienterrada en un montículo calcinado, bajo una luz cegadora que nunca cesa de brillar… ¿qué más le contarías a los espectadores sobre lo que narra esta historia?
En las obras de Beckett intentar separar forma de contenido esforzar una situación innecesaria. La historia ya está en la forma. Una mujer atrapada en la tierra con un marido que le da la espalda y que repite que éste es otro día feliz. Sobre esa tensión entre las palabras y las cosas se construye la obra. He respetado toda la esencia de la obra original. La única “adaptación” que he hecho es convertir a Winnie en argentina, ya que la
interpreta Fernanda Orazi. Como en el caso de Fernanda, Winnie es una argentina viviendo ahora en España.
* Es una obra llena de surrealismo y de situaciones absurdas, ¿dónde reside el humor?
Donde menos te lo esperas.

* Preséntanos a los dos personajes. ¿Cómo los describirías?
Willie y Winnie son dos humanos intentando entender cómo hacer para seguir viviendo, cómo hacer para no quedarse solos, cómo hacer para convivir.
* ¿Qué te gustaría que descubrieran los espectadores al ver esta función?
Algo que yo no sabía que estaba en la obra.
* Has declarado en más de una ocasión que “Samuel Beckett es el autor por el que me dedico al teatro”, ¿Por qué es tan especial?
Porque sus obras son teatro puro. Escribe para cuerpos encarnando en escena. Sus obras no son obras sobre cosas. Son la cosa. El conflicto ya está en el espacio. Y las palabras (y esto es cada vez más cierto según avanza su escritura) son sólo las precisas. El amor con el que se dedicó al medio para el que trabajó es de una dedicación absoluta y envidiable.
El camino de Beckett en la búsqueda de la palabra justa es un ejemplo y una inspiración constante. Poder ocuparnos de sus palabras, un privilegio.
* ¿Qué destacarías de Fernanda Orazi y de Francesco Carril como actores?
Son extraordinarios. Ambos aman el teatro y su compromiso con el trabajo es total. Es muy inspirador verlos trabajar y un privilegio poder contar con ellos.
* ¿Qué quieres transmitir con la original e impactante escenografía de Elisa Sanz que has elegido?
Procuro que los signos sean lo suficientemente ambiguos como para que puedan seguir revelándonos cosas. No es que haya una idea que quiero transmitir. Lo que quiero es ponerme al servicio del material, dialogar con él. Y entender a través de la mirada de los otros qué es lo que estamos haciendo. Desde el 30 de septiembre. Teatro Valle Inclán (Sala Francisco Nieva). www.cdn.mcu.es