PEPA PEDROCHE da vida a Hécuba en esta producción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, en una versión escrita por Ángeles González Sinde y bajo la dirección escénica de Adriana Ozores.

-¿Cómo es esta Hécuba, la de esta versión de Ángeles González-Sinde? 

Tanto Adriana Ozores como Ángeles han querido resaltar en esta Hécuba el germen de lo que, posteriormente, ha sido el movimiento feminista revolucionario y luchador. En Hécuba está la semilla de las mujeres fuertes que no se resignan ante la fatalidad, que defienden la libertad “a dentelladas” y que persiguen sin piedad a los causantes de ésta.

-Dice Adriana Ozores que “ésta es una obra que es como un puzzle y el espectador va uniendo todas las piezas…”, ¿estás de acuerdo? 

Esta obra no está construida con un desarrollo dramático. Cada acto podría ser una pieza en sí misma. Séneca se vale de esta estructura para que el espectador/lector pueda reflexionar sobre los grandes temas que propone en cada una de ellas.

-¿Qué tipo de mujeres nos presenta Séneca en escena?. Háblanos de algunas de ellas…

Son grandes mujeres, todas víctimas de las decisiones de otros y de sus propios errores. Como gran ejemplo tenemos a Helena. Ella ha sido considerada la gran culpable de la Guerra de Troya. Séneca nos propone cuestionar esto.

– ¿Cuáles son los principales temas de los que nos habláis en escena?

Creo que hay uno que afecta a todos los demás: la actitud del vencedor sobre el vencido. Ésta da lugar al odio, la venganza, la crueldad. Desgraciadamente no tenemos muchos ejemplos en la historia del hombre en los que predomine el respeto del vencedor hacia el sometido.

-¿Con qué versos de esta obra te quedarías?

“El que pudiendo no impide un abuso, lo comete”

-¿Cómo es volver a trabajar con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que ha sido tu casa durante años?

La fortuna ha querido que nunca haya tenido la sensación de haberme ido. He tenido la gran suerte de colaborar en muchos proyectos de esta gran casa como actriz, asesora de verso, desde la dirección, en la selección de jóvenes actores… Soy muy afortunada, me siento muy acogida y valorada.

-¿En qué se ha centrado Adriana Ozores como directora con vosotros?

Ha sido un proceso atípico. Los directores, normalmente, te acompañan y guían hacia un resultado que encaja en la puesta en escena que ellos imaginan. En este caso, no había un camino hacia ese final. Lo importante era, día a día, encontrarnos con estos personajes con la mayor honestidad y desde lo más profundo de nuestra verdad. Al producirse ese encuentro, lo que brotaba era real y servía para contar la historia. Esto nos ha supuesto un compromiso total y profundo con la función.

– ¿Qué destacarías de la escenografía y del vestuario de Alessio Meloni?

Destacaría todo lo que propone al imaginario del espectador. Es un espacio y un vestuario atemporal que nos conecta tanto con las ruinas de Troya, como con las de otros espacios y tiempos de destrucción, incluso con la de nuestros propios valores como sociedad y nuestra postura ante la vida.

El reparto lo forman los actores Víctor Sainz, Javier Lara, Alejandro Saá, Elsa González, Marta Guerras, Alfredo Noval, Sara Moraleda, Alba Enríquez, Silvana Navas, Nicolás Camacho, Lucas Blas, Bruno Moragón y Miguel Moragón. Fotografías de Sergio Parra. Hasta el 22 de Mayo. Teatro de la Comedia (Sala Tirso de Molina). www.teatroclasico.mcu.es