PERE ARQUILLÉ es el protagonista de esta poética y profunda obra en la que se celebra el caos, el desorden y, sobre todo, la libertad individual frente a lo establecido por la sociedad. Una comedia shakespeariana moderna que parte de la esencia de la antigua Inglaterra para reflexionar sobre el fin de las utopías y de la sociedad Universal actual. Esta función, considerada ya “un clásico contemporáneo”, ha sido dirigida por JULIO MANRIQUE. «Johnny vende drogas a los jóvenes para sobrevivir pero, también, les sirve a estos chicos como referente y como protección. “El Gallo” se enfrenta a los mitos y referentes sociales que tenemos hoy en día e intenta buscar otros mitos nuevos. Él es el referente para estos chicos que no tienen futuro. Les dice: ¿Vale la pena hoy en día seguir viviendo así?. Los chicos van a verle y están allí más seguros emocionalmente que en sus casas. Él abre la imaginación de los jóvenes y les pinta mundos posibles, diferentes, más imaginativos y menos duros que el actual. En ese lugar los jóvenes encontrarán la libertad, un mundo en el que todo es posible y en el que el corazón todavía late de una manera viva y natural. Es el retorno a la Naturaleza. Es un grito salvaje de libertad lleno de reminiscencias de otros autores y de personajes… Sí, sí. Es un grito a la libertad y una profunda crítica a la sociedad Universal… «, nos ha dicho el actor. (Lee la entrevista completa en nuestro nº 118. Enero de 2020). Desde el 22 de enero. Teatro Valle-Inclán.