Crezk, de origen y bandera desconocida, persigue los territorios en los que sucede la guerra. Porta un armatoste itinerante al que llama Osel, donde vive y esconde pól­vora y pequeña munición con la que trapichea, sin importarle quién es amigo y quién enemigo; en su visión operativa del mundo todos son clientes. Vive atrincherada con él su hermana Nadia, una mujer extraña, casi monstruosa. Su relación roza cualquier síndrome conocido; son su cárcel y su huida. Se necesitan y se repelen, como ani­males bicéfalos. Una noche, Crezk encuentra a un hombre malherido (Luján), al que auxilia, sin ningún ánimo de buen samaritano…
«Protocolo del Quebranto» surge bajo el propósito de llevar a escena los motivos y consecuen­cias de las guerras y los conflictos. Desde que hay un otro se establece una base para el origen del enfrentamiento. El uso y el abuso del poder es inherente a la condición humana, sólo es necesario un ecosistema propicio. El mundo está dividido entre amigos y enemigos, aliados y rivales ¿Se puede ser neutral? Explorar fronteras de conceptos como poder, justicia y moralidad. Analizar las relaciones hu­manas vistas desde la perspectiva de la necesidad de supervivencia», según comenta la compañía.
Mario Vega firma la dirección, escenografía y el texto de la obra y el elenco está formado por Marta Viera, Mingo Ruano y Luifer Rodríguez. Es una Coproducción de unahoramenos producciones y el Teatro Pérez Galdós. Del 18 de Abril al 5 de Mayo. Teatro Fernán Gómez CCV (Sala Francisco Nieva).