Profundizan en la formación teatral y en la audiovisual durante los cuatro años del Grado Superior en Arte Dramático que imparten. Fueron los pioneros en formar para interpretar en Teatro, Cine y TV y en realizar prácticas trimestrales con público. Ramón Quesada, su director, lleva más de 35 años trabajando como actor en cine, teatro y televisión. En ARTE4 ponen a disposición de las prácticas de sus alumnos un plató y una sala de teatro que son para su uso exclusivo.

-¿Tu metodología de enseñanza se renueva cada año?

Sí, está en constante renovación y es heterodoxa. A los alumnos se les forma con diferentes técnicas, aunque lo principal es que lo hacemos con un nivel alto de exigencia, pero también con mucha cercanía. Como pedagogos nos interesa no sólo la formación como actrices y actores, sino el crecimiento como personas.

No somos gurús, nos gusta acortar las distancias entre profesores/as y alumnos/as. Después siempre hay alguna técnica, como las de Meisner o Von Laban, que no se imparten en todas partes.

-¿Con qué hay que acompañar el talento de cualquier persona para saber actuar?

El talento debe acompañarse de mucho trabajo y de desarrollar una serie de virtudes como persona. Lo principal es que el deseo vaya acompañado del esfuerzo y que el alumno/a aprenda a ser constructivo/a, que se haga amigo/a del error, adquiera confianza, aprenda a no tener miedo y a creer que todo es posible.

-¿Qué le aporta interpretar o recibir clases de artes escénicas a una persona?

Interpretar tiene dos fundamentos muy útiles para la vida: la capacidad de imaginar y la de desarrollar la empatía para convertirse en otra persona, sin prejuicios. Se fortalecen valores como el trabajo en equipo, el respeto, la generosidad, la humildad y la asertividad. Además, consigue que esa persona sea capaz de desarrollar un pensamiento crítico y que pueda defender un discurso propio constructivo.

-¿Volveréis a dar clases presenciales en su totalidad? ¿Qué lección has aprendido de combinar la presencialidad con las clases online el curso pasado?

Este año serán presenciales. Durante el curso pasado la mayoría de las clases también fueron presenciales pero, gracias a la inversión en los medios técnicos necesarios, ningún/a alumno/a ha tenido que perder clases cuando ha tenido que quedarse en casa, lo que ha supuesto un avance respecto a años anteriores de la “antigua normalidad”, en los que cuando alguien se torcía un tobillo o estaba indispuesto/a suponía la pérdida total de esas clases. Algunas cosas (buenas) han venido para quedarse. Por lo demás, el objetivo sigue siendo el de siempre: mejorar y ayudar al alumnado a cumplir sus sueños.

-¿Qué cursos ofreceréis en Julio?

En la primera quincena de Julio tendremos los Cursos de “Cine y Teatro para Adolescentes” y el “Taller de Iniciación a la Interpretación: Cine y Teatro” impartidos por Ana Cavilla y Roberto Morales. Después, ¡todos a descansar hasta mediados de septiembre!.

-¿Qué ha sido lo más difícil de este “peculiar” curso 2020-2021 con la Pandemia?

Ser coordinador COVID-19 del centro. Trabajar a todas horas para velar por la seguridad de nuestro alumnado, del profesorado y del resto del personal. He aprendido que trabajar sin descanso para que todo funcione tiene su recompensa y que no puedes hacerlo sólo. Cuento con un gran equipo de profesionales.

Yo no he querido programar un curso conmigo este año. He preferido centrarme como profesor en el Grado Superior y con las tareas propias de la dirección del centro, cuando normalmente todos los años entreno a actrices y actores profesionales, ya sea con regularidad o con cursos intensivos. Arte 4: Escuela de Arte Dramático en Madrid dirigida por actores