«El teatro nos recuerda siempre lo que nuestra existencia supone en esencia: que somos efímeros en un medio en el que no es difícil que se nos escapen cosas por invisibles. Y quizá esta esencia esté hoy muy distorsinada por nuestro modo de vida y nuestra fe en la ciencia, la competitividad y lo digital…Creo que trabajando en una sala de las características de Off Latina contribuyo a acercar al público un tipo de propuestas que no se podrían ver en otros lugares y además colaboramos con esos artistas a los que les gusta y se atreven con la cercanía», nos dice la directora de la sala Off Latina, ubicada en la calle de los Mancebos. 

-¿Con qué frase definirías vuestro espacio de artes escénicas?
Al entrar a OFF LATINA, las palabras de Peter Brook nos reciben en sus paredes “Puedo tomar cualquier espacio vacío y llamarlo un escenario desnudo. Un hombre camina por este espacio mientras otro le observa, y esto es todo lo que necesita para realizar un acto teatral” y, ¡que mejor frase que esa para definer nuestro espacio!. Somos un lugar de encuentro en el que el teatro nace desde la presencia del otro e intentamos facilitar ese lugar en el que ambas partes se reunan y hacer que ese encuentro sea lo más afable e intenso posible.


– ¿Por qué tipo de Teatro vais a seguir apostando?
Somos una sala multiprogramación que cree ciegamente en la fuerza de todo encuentro teatral tomando la versatilidad que este propone. Tenemos cierta predilección por dramaturgias contempóraneas y experimentales. Tenemos montajes de muy diferente índole (teatro para niños, magia, mentalismo, dramaturgias contemporáneas, clásicos) y todas tienen su público y su momento. Por ello, cuidamos que los montajes que pasen por aquí atesoren una alta calidad que hagan del encuentro una experiencia que nos acompañe en nuestro recuerdo durante mucho tiempo.
-Preséntanos algunos montajes que vaya a ver en vuestra sala esta temporada…
Ampliando el trabajo hecho con nuestra franja de programación La Trinchera Cultural, hemos fundado el FIET (Formación, Investigación y Experimentación Teatral), cuyo fin principal es convertirse en una plataforma plural donde vayan a confluir los diferentes y complejos saberes teatrales que pasan por nuestra sala, desde la praxis del hecho escénico hasta la investigación más abstracta en forma de teatrología. De este modo, el FIET esta temporada, como muestra de teatro contemporáneo, trae desde Navarra el montaje El matrimonio Palavrakis, un texto de Angélica Liddell llevado a escena por la Cía. Puntido Teatro. También, desde Barcelona, la Cía. Del Otro Lado, nos trae Laboratorios WASHLA o hay que matar a papá. En paralelo, en nuestra programación periodica tenemos al incombustible narrador Héctor Urien con sus Mil y una noches una a una, mil y un miércoles por delante de los que ya llevamos unos cuantos. También contamos con Javier Luxor, un clásico del Off, que sigue cada sábado asombrando a sus espectadores. En cuanto a la cava alta, nuestros compañeros de La fragua y la luna tendrán en cartel varios montajes de Nueve Musas Producciones, entre ellos Maricas todas, un comedia con trasfondo muy bien ejecutada.


La fragua y la luna estrenará proximamente también su montaje Páncreas y tendremos en nuestra programación el nuevo espectáculo del mentalista Javier Luxor que volverá a sorprender a los miles de espectadores que pasaron por nuestra sala para ver Imposible, su montaje actual. También, el FIET traerá el nuevo montaje de Juntacadáveres Teatro, grupo consolidado en el circuito alternativo de Madrid que se caracterizan por una dramaturgia reflexiva y unos montajes diferentes.

-¿Cuáles son vuestros principales criterios de elección de los montajes de la programación?
El principal criterio que tenemos es su calidad presente y su margen de mejora. Tratamos de que las obras en cartel sean obras consistentes, que propongan de principio a fin una experiencia arrebatadora. Apostamos por aquellas obras en las que confiamos se dará, antes o después, una experiencia arrebatadora. Y claro, para determinar el nivel en general de una obra confluyen diferentes variables: el público al que va dirigido, la experiencia del grupo, el contenido de la obra, su modo de tratar este contenido, la experimentación e innovación que implica el montaje…
Nuestra sala es un lugar de encuentro, un lugar donde apreciar el pequeño detalle, donde acercarse a los matices de la metáfora. Nos gusta que el espectador observe bien próximo el gesto de un actor, o que escuchen cómo crujen los músculos de quien está en escena realizando una acción. Trabajamos por la proximidad del encuentro.

-¿Qué es lo más gratificante de estar al frente de una sala como la vuestra?
Descubrir, innovar, saber que siempre está todo por hacer y que mañana será un día totalmente distinto al de hoy. Para mí es realmente satisfactorio, además, sentir que ésta es mi forma de aportar mi granito de arena a un mundo mejor. 
-¿Vais a seguir apostando por el mismo tipo de programación esta nueva temporada?
Siempre estamos cambiando, intentamos no estancarnos pero las líneas básicas de programación seguirán siendo las mismas porquenos gusta ser esa sala multiprogramación que tiene oferta cultural para cualquier tipo de persona e interés. Teatro Off Latina. Más información en OFF Latina. Teatro bar en pleno corazón de Madrid