“Los asquerosos” es una obra de Jordi Galcerán y Jaume Buixó (basada en la novela de Santiago Lorenzo) que ha dirigido David Serrano. Según comenta su director, “Manuel, el protagonista de “Los asquerosos”, que, como todos los anti héroes que aparecen en las novelas de Santiago Lorenzo, es un perdedor, un hombre solitario y en crisis al que le cuesta horrores hacer amigos, encontrar trabajo y echarse novia, pero al que la vida termina sonriendo al situarle por azares del destino en un pueblo abandonado. En un mundo en el que cada vez se grita más, no hay mayores tesoros que el silencio y la soledad; gracias a ellos Manuel encuentra una paz y una libertad que nunca había tenido: “Todas las deudas son con la gente. No hay gente, no hay deudas”. …”. La llevan a escena dos grandes actores: MIGUEL RELLÁN y SECUN DE LA ROSA (con el que charlamos).

– ¿Con qué adjetivos describirías a Manuel, el personaje que interpretas?

Manuel es barroco en su manera de hablar, utiliza un lenguaje radical, muy divertido. Pero también es un manitas, un artesano. Es inocente y apasionado. 

-Manuel ha herido a un policía y se ha dado a la fuga, refugiándose en casa de su tío. No sabe el alcance de la lesión, pero su tío le aconseja que desaparezca: sea cual sea la gravedad, darán con él y pasará un largo tiempo en la cárcel…, ¿Qué más le podemos contra a los espectadores de la historia que nos narra esta obra?

Manuel no tiene otra opción que escapar aprovechando que es de noche y se refugia en un pueblo perdido y abandonado, un pueblo al que él y su tío deciden llamar Zarzahuriel. Allí, a pesar de no contar con casi nada y subsistir de milagro, Manuel descubre su vida chula. Solo tiene contacto telefónico con su tío, que le ayuda en lo que puede desde la distancia. Los espectadores descubrirán el viaje interior de Manuel, desde el miedo, porque Manuel se ve obligado a esconderse hasta encontrar la felicidad en la Libertad. También les diría a los espectadores que en esta obra encontrarán una manera de hablar muy divertida que le da mucha importancia a las palabras y que le recuerda al público que usamos muy pocas palabras del diccionario.

La paz, la tranquilidad y la libertad que Manuel respira en Zarzahuriel no le hacen echar en falta nada, al contrario, su precariedad es lo que le acerca, hasta casi tocarla, a la felicidad. Y esto es así hasta que una familia urbanita, los “mochufas”, como él los llama, decide disfrutar la vida rural y adquiere y se instala en otra de las casas abandonadas de Zarzahuriel. Esta convivencia inesperada trastocará la existencia de Manuel y ensuciará para siempre su paraíso…

– Dice David Serrano, el director, que “las historias de Santiago Lorenzo están protagonizadas por personajes que no han encontrado su lugar en el mundo, seres casi siempre inadaptados que no son felices porque no terminan de encajar en una sociedad cada vez más estúpida y materialista. Lo que él defiende en este texto es: “si no puedes con tu enemigo, huye de él”…

Sí, porque no hay nada peor que los bárbaros. Son personas mediocres, que desprecian la imaginación, el arte, que repiten esquemas consumistas porque eso es lo que tiene el Vecino o el que usa el poder que tiene para ser jefe o quedar por encima. La función habla de esa gente que nunca baja a la emoción de verdad, a la comprensión,. Son personas de los que hay que huir. La mediocridad del alma se pega, es aburrida, mata la felicidad interior. Y también habla de la búsqueda de la libertad absoluta.

– ¿Qué nos puedes desvelar del personaje que interpreta Miguel Rellán?

Miguel Rellán es en realidad el narrador de la historia, es “el Salvador” y, sin darse cuenta, el que genera el mayor conflicto y el que obliga a Manuel a huir … 

– ¿Qué tipo de relación mantiene Manuel con él?

Somos la caras a y b del mismo personaje, la soledad entre gente y la soledad en el campo, dos de los que saben ser amigos pero que también ven la mediocridad del ser humano y están teñidos de esa tristeza. Pero, a pesar de todo, ambos buscan el lado bueno de la vida. 

-¿Qué le puede aportar al público esta función?

El público debería ir a ver “Los asquerosos” por el maravilloso texto de esta función, por la escenografía de Alessio Meloni, por la dirección de David Serrano, porque es una gran comedia, llena de ternura, con la que se reflexiona. Además, tiene muchos momentos de comicidad extrema y la propuesta es muy sincera.

También destacaría que el equipo técnico ha hecho un trabajo exquisito, como la música de Miguel Malla que está llena de sutilezas, y el trabajo de nuestros técnicos que mueven las carras para crear esa magia en escena de poder ver las casas de pueblo por dentro y que son parte esencial de la obra. Una producción del Teatro Español y Octubre Producciones. Fotos de Javier Naval. Del 17 de Diciembre al 24 de Enero. Teatro Español. www.teatroespanol.es