Tres actores se proponen interpretar desde la parodia todas las obras de William Shakespeare en solo 97 minutos. ¿Serán capaces de lograrlo? Se trata de un espectáculo que pretende volver a acercar a las masas a Shakespeare, tal y como fue en su momento, bajándolo del pedestal que tiene hoy en día.

Una obra teatral donde el espectador reirá cada dos líneas con parodias como la de Titus Andronicus, planteada como programa de cocina. Los diálogos se combinan en una lectura enrevesada y confusa que se representan a toda velocidad e, incluso, se recitan al revés para convertir esta obra en una hilarante comedia. Shakespeare en 97 minutos es una obra de Adam Long, Daniel Singer y Jess Winfield que logró un gran éxito en Londres y se mantuvo en la programación del West End durante 9 años consecutivos. Ahora llega a España bajo la dirección y adaptación de Sebastián Prada. Producida por Dario Regattieri (Beon Entertainment). Teatro Marquina.