En la presentación de la temporada 2020-2021 del Centro Dramático Nacional, su director, Alfredo Sanzol, ha destacado como motivo central de la programación el “compromiso con la vulnerabilidad”. La programación, de noviembre de 2020 a junio de 2021, se compone de 16 nuevos espectáculos, entre los que figuran cuatro producciones propias y siete coproducciones de carácter tanto nacional como internacional. El apoyo a la dramaturgia contemporánea española y la apuesta por la diversidad y la búsqueda de la identidad son algunas de las líneas axiales de la temporada. El Dramático ofrecerá además una nutrida agenda de actividades transversales, sociales y educativas para el público general y el sector profesional, así como el lanzamiento de Dramática, una nueva revista de reflexión en torno a las artes escénicas.

“Esta es una programación que quiere hacer un llamamiento a la acción”, según Alfredo Sanzol, quien ha subrayado el compromiso del teatro para con una sociedad que debe enfrentarse con su propia conciencia de vulnerabilidad. De los espectáculos, de los que Sanzol destaca su “capacidad orgánica para estar vinculados al fluir de los acontecimientos”, emergen grandes líneas temáticas: la revisión del papel del Estado, la memoria, la fragilidad humana, la identidad o la diversidad, entre otros.

Dieciséis nuevas puestas en escena, sin contar los montajes vueltos a programar de la temporada pasada, compondrán el cartel de los dos espacios del CDN, el Teatro María Guerrero y el Valle-Inclán: cuatro producciones propias –un Macbeth encarnado por Carlos Hipólito, cuyo diseño ha corrido a cargo del recientemente fallecido Gerardo Vera y que contará con Alfredo Sanzol como director y con José Luis Arellano y José Luis Collado como ayudantes de dirección; la nueva obra de Sanzol El bar que se tragó a todos los españoles; así como dos títulos de nueva creación escritos y dirigidos por una joven nómina de firmas que despuntan en la escena nacional –Héroes en diciembre, de Eva Mir; y Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach, de Nao Albet y Marcel Borràs.

Bajo el formato de coproducción, el Centro Dramático Nacional acogerá algunos ambiciosos proyectos como la segunda parte de Shock, con la que Andrés Lima se ha alzado con el Premio MAX a Mejor dirección, y que llevará como título Shock 2 (La Tormenta y la Guerra), escrita por Albert Boronat, Juan Cavestany, Andrés Lima y Juan Mayorga y con la colaboración de Olga Rodríguez y Alba Sotorra; también habrá oportunidad de volver a ver Shock 1 (El Cóndor y El Puma); la coproducción hispano-portuguesa, Calígula murió. Yo no, en versión de Clàudia Cedó a partir de Calígula de Camus, que dirige Marco Paiva; Los papeles de Sísifo, de Harkaitz Cano, dirigida por Fernando Bernués y coproducida con tres de los principales teatros del País Vasco (Arriaga de Bilbao, Principal de Vitoria y Victoria Eugenia de San Sebastián); El combate del siglo, de la autora en residencia de la Sala Beckett durante la pasada temporada Denise Duncan; La Panadera, de Sandra Ferrús e Y llegar hasta la Luna, un proyecto de investigación surgido a partir del festival ‘Una mirada diferente’ del CDN en torno a la sexualidad en las personas con diversidad funcional, dirigido por María San Miguel.

Completan la programación otros espectáculos de compañías invitadas como la impactante O agora que demora, un montaje inspirado en la Odisea de Homero que hibrida lenguaje cinematográfico y teatral, escrito y dirigido por la brasileña Christiane Jatahy; una versión libre de Hamlet a cargo de la directora y dramaturga peruana Chela de Ferrari; un proyecto multinacional que reúne a creadoras y creadores de ambos lados del Atlántico –Jorge Eiro, Pedro Granato, Florencia Linder, Lucía Miranda y Mäelle Poésy– en una experiencia de teatro autodocumental a diez manos que lleva cuatro años fraguándose bajo el título de País Clandestino; y dos piezas de compañías nacionales: Los Remedios, de Fernando Delgado-Hierro, dirigida por Juan Ceacero; y la propuesta de la compañía El Patio Teatro, Conservando memoria.

Asimismo, durante toda la temporada el público familiar podrá disfrutar de una nueva edición del ciclo de teatro de títeres y objetos Titerescena, en colaboración con el Centro Internacional del Títere de Tolosa (Topic).

Actividades transversales

En paralelo a la programación, la Temporada 2020 – 2021 del Dramático prevé una nutrida oferta de actividades transversales, dirigidas tanto a la formación e intercambio de pensamiento como a la participación de públicos. Los ejes en torno a los que se construirá esta actividad complementaria a la programación son: la dramaturgia contemporánea, la infancia y juventud, el diálogo constante con nuestras espectadoras y espectadores y la formación continuada al servicio de la profesión.

Entre otras líneas de acción, ofrecerán la Residencia Dramática, un programa para dramaturgas y dramaturgos; encuentros con el público, que serán moderados por estudiantes de artes escénicas y otras disciplinas universitarias como parte de un proceso de acompañamiento al equipo artístico de cada producción; o una serie de Dramawalkers, una experiencia que apela a la participación y a la acción física, sacando el teatro a la calle y ofreciendo historias vivas a partir de la exploración de la memoria urbana de nuestras ciudades y comunidades –el madrileño barrio de Lavapiés, el de Poblenou en Barcelona y Santiago de Compostela serán los primeros escenarios.

Dentro de la oferta educativa se encuentra el programa Nuevos Dramáticos, un ambicioso proyecto a través del que un grupo de niñas y niños de entre ocho y trece años llevarán a cabo una producción teatral de forma integral (trabajando todas las ramas de la creación: dirección, interpretación, escenografía, iluminación, audiovisuales, vestuario, etc.), guiados por profesionales de primera línea. Para esta primera edición contamos con Lucía Miranda en la coordinación, Alfredo Sanzol en la dramaturgia y Dan Jemmett en la dirección.

También habrá espacio para las clases magistrales a cargo de importantes creadoras y creadores nacionales e internacionales, y una amplia variedad de talleres dirigidos tanto a profesionales de las artes escénicas como al público general. Con Carta Blanca se propondrá a creadoras y creadores (Fernando Bernués, Sandra Ferrús, Andrés Lima, Eva Mir, Marco Paiva o Alfredo Sanzol) el diseño de una mesa de debate que ayude a profundizar, durante su proceso creativo, en la pieza que presenta en el Dramático. Además, pondrán el Foco sobre la trayectoria profesional de algunos de las y los artistas participantes en la temporada, que relatarán al público su obra y las dificultades que se han encontrado en su proceso creativo, para que podamos entender mejor la creación escénica nacional e internacional contemporánea.

Se prevén nuevas publicaciones, entre las que destaca el lanzamiento de Dramática, una revista de pensamiento donde firmas nacionales e internaciones adscritas tanto a las artes escénicas como a muchos otros campos (filosofía, arquitectura, ciencia, economía, etc.) compartirán un espacio de reflexión sobre el futuro del teatro, la cultura y la sociedad. Asimismo, se comenzará una nueva colección de textos inéditos de dramaturgia nacional contemporánea de las producciones del Dramático. www.dramatico.es