Con un monólogo que algunas veces peca de «autoficción egoísta» y otras de largo poema improvisado, la poeta Luna Miguel se pregunta cuánto de vencida y cuánto de vencedora tendrá su voz femenina en tiempos en los que el feminismo libra una de sus más grandes guerras. Cercada, cada vez más maniatada y oprimida, la poeta se pregunta por el sentido real de la libertad, por la importancia de los cuidados durante la batalla, y también por la erótica de quien se sabe derrotada y que, aun así, disfruta de su dolor, pues quizá ese pesar sea lo único que le queda. Dirección y con Luna Miguel.

Escenografía y vestuario de Paola de Diego. Iluminación de Dani Checa. Del 9 al 19 de Diciembre. Teatro de la Comedia (Sala Tirso de Molina).